Proceso de nitrificación de líquidos en planta de Rilesur. Foto: Rilesur.
Proceso de nitrificación de líquidos en planta de Rilesur. Foto: Rilesur.

La apuesta comercial para reconvertir los lodos de pisciculturas

Chile: En la región de Los Ríos se ubica Rilesur, empresa que reconvierte los lodos de pisciculturas en acondicionador de suelo para ser utilizado en labores agrícolas.

Publicado

Uno de los residuos que más produce la industria salmonicultora son los lodos que se generan en las pisciculturas, los cuales por años han tenido un largo proceso de estudio y análisis para su utilización como fertilizante para suelos agrícolas.

Una empresa que ha avanzado en esta línea es Rilesur, la cual desde el año 2009 trabaja en el manejo, tratamiento y disposición de residuos industriales de áreas productivas del sur de Chile, tales como la salmonicultura, industria agrícola, lechera y ganadera.

En su planta de reconversión de residuos orgánicos no peligrosos, ubicada en las cercanías de la comuna de Futrono, región de Los Ríos, trabajan los lodos provenientes de pisciculturas de La Araucanía y Los Lagos, que se unen a los lodos provenientes de la actividad agrícola, ganadera y lechera.

En la planta, la empresa trata los lodos a través de un sistema anaeróbico y aeróbico, a partir de 17 biodigestores, de 1.500 m3 cada uno. Alfonso Poblete, jefe de operaciones de Rilesur, detalló a Salmonexpert el proceso de reconversión de estos lodos: “primero se llenan los biodigestores hasta que se completen, para luego pasar al proceso de co-digestión, el que dura tres meses aproximadamente. Una vez listo, se lleva a la fase 2 de aireación, donde se secan los lodos y se va trabajando con oxígeno hasta obtener un acondicionador de suelo tipo compost”.

Sustrato tipo compost elaborado a partir de lodos. Foto: Rilesur.
Sustrato tipo compost elaborado a partir de lodos. Foto: Rilesur.

Poblete agregó al respecto que “de esa forma, le damos utilidad a los lodos que supuestamente están en desecho, o que no sirven para nada, pues nosotros los reconvertimos en un acondicionador de suelo, o sustrato tipo compost estabilizado, ideal para ser utilizado en agricultura, viveros y jardines”.

Una vez listo el sustrato se lo venden a otra empresa, que lo comercializa entre las regiones de La Araucanía y Los Lagos desde hace aproximadamente dos años, para que pueda ser utilizado en siembras, huertos y para la mejora de praderas.

Cabe destacar que los lodos, antes de ser ingresados a su tratamiento, pasan por varios requerimientos, entre los que se cuentan análisis físico-químicos para comprobar que no traigan metales pesados ni hidrocarburos “ya que como este acondicionador va a las praderas, a los huertos, no podemos tener vegetales ricos en metales pasados, ya que estos son acumulativos y tenemos que trabajar bajo las normas vigentes; por lo mismo, cada 6 o 7 meses tenemos que pedir nuevos análisis a las empresas”.