Saltar al contenido principal
Jan Erik Øksenvågde. Imagen: Kontali.
Jan Erik Øksenvågde. Imagen: Kontali.

Europa: Para Jan Erik Øksenvågde, analista senior de Kontali, el aspecto más importante para el salmón orgánico es mantener la confianza en los estándares de certificación en el futuro.

La obtención de alimentos orgánicos involucra una serie de procesos donde los productores contemplan prácticas más sustentables, además de seguir las directrices impuestas por diversas entidades para la certificación de estos productos.  

Jan Erik Øksenvågde, analista senior de Kontali, ha centrado parte de su atención en el salmón orgánico: “Durante los últimos dos años, hemos observado un creciente interés en comenzar o convertirse a la acuicultura orgánica con el salmón como la especie principal”.

De acuerdo con Jan Erik, dependiendo de cómo se cuente -si se cuenta o no a un grupo de empresas o empresas individuales- el número de empresas que cultivan salmón orgánico es de entre 16 y 22, y todas lo hacen en Europa.

“El potencial para aumentar la producción de salmón orgánico en Europa está presente, especialmente en Noruega y el Reino Unido, mediante la transición de la acuicultura convencional a la orgánica”, establece el experto.

Estándares/organismos europeos de certificación para salmón orgánico

  • Naturland (Alemania)
  • Bio Suisse Organic (Suiza) https://www.bio-suisse.ch/en/home.php
  • AB – Agriculture Biologuique (Francia)
  • Debio (Noruega)
  • Krav (Suecia)
  • Asociación de Suelos (Reino Unido)

Oportunidades de mercado

Históricamente, explica Øksenvågde, los precios del salmón de cultivo orgánico han sido más altos que los del salmón de cultivo convencional: “A pesar del alto precio adicional, los consumidores están dispuestos a pagar más por el salmón orgánico. Ejemplos de mercados donde el salmón orgánico tiene una gran demanda son Alemania, Suiza, Reino Unido y Francia”.

“Vemos un mayor enfoque entre los consumidores con respecto a la sustentabilidad, especialmente después de la pandemia por covid-19, con un aumento de las comidas en casa que provocan una mayor conciencia sobre el consumo”, añade el especialista.

Desde el lado del productor, los altos precios y márgenes del salmón de cultivo convencional desde 2016 habían limitado anteriormente el interés en el salmón orgánico, pero ahora, a juicio del analista, el interés de los minoristas y consumidores a gran escala ha aumentado el enfoque en la sustentabilidad entre los productores de acuicultura.

El enfoque general en la sustentabilidad lleva un tiempo instaurado en el sector del cultivo de salmón, mediante la instauración de estándares de certificación BAP, ASC, o Friends of The Sea, entre otros.

“El año pasado, el primer salmón cultivado en tierra en las instalaciones de RAS fue certificado de manera sustentable y es posible que los sigan haciendo. Probablemente, el aspecto más importante para el salmón orgánico es mantener la confianza en los estándares de certificación en el futuro”, detalla el analista de Kontali.

Vemos nuevos jugadores que ingresan a la producción de salmón orgánico y otros que están considerando pasar del salmón convencional al orgánico”.

Jan Erik Øksenvågde, analista senior de Kontali.

Plan de la Comisión Europea

Hacia finales de marzo de 2021, la Comisión Europea lanzó un plan de acción para hacer que la producción acuícola sea aún más sustentable, incluido en este plan, estaba el aumento de la producción y el consumo de agricultura y acuicultura orgánica.

Características

Entre las características del salmón de cultivo orgánico, el especialista describe que es un pez que se cultiva a baja densidad (máximo 10 kg/m3) y se alimenta con ingredientes que provienen de fuentes sustentables y naturales. Otro requisito incluido en la certificación/regulación del salmón orgánico es un período de descanso del centro entre cultivos (fallowing) más extenso.

En tanto, “los consumidores que compran salmón orgánico esperan un producto cultivado en condiciones naturales y respetuosas con el medio ambiente, sin aditivos alimentarios artificiales. Muchos consumidores esperan que el salmón orgánico sea más saludable que el salmón de cultivo convencional y tenga el mismo buen sabor”, apunta Jan Erik.

Lea también: