Saltar al contenido principal

Avanzan incorporando harina de insectos en alimento para salmón chileno

La harina de insectos hecha a partir de la larva de la mosca soldado negro es una alternativa ante la harina de pescado en los alimentos acuícolas. Foto: F4F.
La harina de insectos hecha a partir de la larva de la mosca soldado negro es una alternativa ante la harina de pescado en los alimentos acuícolas. Foto: F4F.

Chile: BioMar ha realizado pruebas con dos empresas salmonicultoras en Chile para incorporar harina de insectos, desarrollada por Food for the Future (F4F), en la alimentación de salmones Atlántico.

Las decisiones e implementación de estrategias innovadoras en materia de sostenibilidad no son rápidas, pero producen importantes cambios cuando ocurren. Eso es lo que ha estado realizando BioMar en los últimos años y, recientemente, con la paulatina incorporación de harina de insecto en su oferta de alimento para salmónidos en Chile.

“En el desarrollo de nuestros productos, la selección de materias primas es clave. La sustentabilidad va más allá del proceso productivo, sus emisiones y la incorporación de insumos biodegradables”, explica el Product Manager de BioMar, Óscar Berríos. “La elección de una u otra materia prima puede tener mayor o menor impacto en nuestra huella de carbono, e incluso puede aportar o no al bienestar animal de los peces, también puede provenir de algún subproducto de otra industria o desde residuos que la hacen restaurativa”.

El uso de microalgas -a través de la incorporación de AlgaPrime en las dietas BioMar- “es una muestra de innovación y sostenibilidad en la firma danesa y de un esfuerzo de clientes y proveedores en este sentido: a través de un proceso de fermentación se obtiene una proteína con alto aporte de ácidos grasos (DHA) y bajo impacto ambiental. Un insumo que pasó por investigación, desarrollos, pruebas de campo, paulatina incorporación a algunas dietas y que ya se ha incorporado a escala comercial”, según comunicado de prensa.

Recientemente, BioMar ha realizado pruebas con dos empresas salmonicultoras en Chile para incorporar harina de insectos, desarrollada por Food for the Future (F4F), en la alimentación de salmones Atlántico: una de ellas ya se encuentra utilizando dietas con este insumo en un volumen acotado de su producción.

“Aquí es importante que, además de reemplazar una porción de la proteína marina en la formulación, estamos empujando el uso de materias primas circulares, ya que la harina de insectos proviene de residuos orgánicos gestionados para este fin”, confirma Michael Adler, gerente Comercial de BioMar. Asimismo, agrega que como industria “tenemos que dar el espacio y apoyo a estas iniciativas, que son las que permitirán en el futuro el desarrollo de una acuicultura cada vez más sostenible”. 

“A través de esta asociación con BioMar somos pioneros en una tendencia clave para la sustentabilidad de esa industria, con la incorporación de proteínas alternativas en las dietas del salmón”, comenta el Gerente Comercial de F4F, Felipe Mayol. La firma está comprometida con sus clientes e irá, paulatinamente, “aumentando cada vez más la producción de harina de insectos para suplir la creciente demanda que vemos día a día".

En esta misma línea, mirando desde las materias primas hacia la sostenibilidad, a nivel global BioMar Group creó este año un área específica de Materias Primas Nobles en su estructura de Abastecimiento, liderada por Fernando Norambuena, desde donde se delinean los esfuerzos de la compañía para incorporar ingredientes nobles, tales como proteínas unicelulares, harina de insectos, proteínas provenientes de fermentación, nuevos productos de microalgas y fuentes de EPA y DHA.

Una búsqueda constante de oportunidades en el uso de materias primas con características restaurativas, en sintonía con las promesas de BioMar de reducir en 1/3 su huella de carbono al 2030, y 50% de materias primas circulares y regenerativas para la misma fecha.

Lea también: