Saltar al contenido principal
Gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín. Foto: Blumar.
Gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín. Foto: Blumar.

Chile: La empresa, luego de varios meses difíciles, volvió a registrar un flujo de caja positivo en su filial salmonicultora, estimando que la tendencia continuará en números azules.

Luego de un 2020 complejo, Blumar está comenzando a retomar la calma, después de la tormenta. De hecho, el segmento salmonicultor de la compañía más que duplicó sus ingresos en el segundo trimestre del año en curso, pasando de US$53,3 millones a US$112,8 millones, mientras que avanzó de una pérdida de US$49,4 millones a una ganancia de US$1,6 millón.

Ello, además, tras lograr concretar exitosamente reestructuración de pasivos, un aumento de capital y el refinanciamiento con proveedores, hitos que le permitieron pasar de manera adecuada los momentos financieros más complejos. Actualmente, su flujo de caja en salmones es US$3,7 millones y su EBITDA en el área va camino a cifras positivas, anotando por ahora -US$1,8 millón. 

Gerardo Balbontín, gerente general de Blumar, comentó a Salmonexpert que la filial acuícola de la empresa inició este flujo de caja positivo en julio de este año, y se espera que continúe esta senda en los próximos meses. Asimismo, a junio de 2021, salmón Atlántico ya representa el 57% del total de ingresos de la firma y en igual período de 2020, alcanzaba 48%. 

Con todo, se mantienen los desafíos en la compañía. El ejecutivo admitió que, en el último tiempo, los costos exjaula han aumentado 10% para la salmonicultora a US$3,65 por kilo, principalmente por la baja performance sanitaria en centros de la región de Aysén y cosecha anticipada ligada a un cambio normativo, que obligó a la industria nacional a ajustarse sus proyectos técnicos. 

Sin embargo, Balbontín manifestó que la idea es disminuir los costos, sobre todo en logística, ya que en Magallanes se cuenta con la planta Entrevientos que permite ahorros importantes en el proceso primario. Paralelamente, los costos en la región austral –que es la aventura más reciente de Blumar en salmones-, deberían normalizarse en un rango de US$3,3-US$3,5 por kilo. 

Respecto a sus planes de producción, el gerente general de Blumar reveló que en 2021, producirán 70.300 toneladas de salmón, de las que 37.500 toneladas se generarán en Aysén, 30.200 toneladas en Magallanes, y 2.600 toneladas radican en salmón coho. No obstante, para 2022, bajarán hasta 62.300 toneladas, por el sistema regulatorio relativo a las macrozonas, y la estabilización sería en torno a las 65.000 toneladas.

Sobre los precios de venta, Balbontín vaticinó que se mantendrán en el rango de US$5 y US$5,5 la libra, tras la fuerte reactivación de la demanda por salmón, lo cual significaría una normalización en comparación a los valores que han sobrepasado los US$6 la libra en el último tiempo, lo que todavía impulsaría las ganancias del sector chileno.

Lea también: