Saltar al contenido principal
Natalia Easton, seremi de Economía de Magallanes. Foto: Seremi de Economía Magallanes.
Natalia Easton, seremi de Economía de Magallanes. Foto: Seremi de Economía Magallanes.

*Columna de opinión para Salmonexpert de Natalia Easton, seremi de Economía de Magallanes.

En noviembre, se realizó la firma del acuerdo de entendimiento entre la Pesca Artesanal y las empresas de productoras de salmón de la región de Magallanes. La intención de este acuerdo es fortalecer el desarrollo del litoral a través de la colaboración para el emprendimiento y la capacitación, integrando los productos del mar a la comunidad magallánica y mejorando el cuidado del medio ambiente.

Esta actividad se realizó en el salón del Hotel Casino Dreams, donde asistieron diversas autoridades, representantes de empresas productoras de salmón y dirigentes sindicales de la pesca artesanal de la región de Magallanes.

Entre los principales objetivos de este acuerdo se encuentra el fortalecer el emprendimiento de la pesca artesanal hacia la prestación de servicios para la salmonicultura regional, además de propiciar y brindar herramientas para la capacitación y formación en las diversas áreas y oficios de la gente de mar.

Asimismo, como primer paso, se determinarán representantes de las empresas y de los pescadores artesanales de la región, los cuales realizarán mesas mensuales que se llevarán a cabo de manera alternada en las comunas de Puerto Natales y Punta Arenas. Es muy relevante destacar que este acuerdo es una base que da el primer paso a un trabajo colaborativo al cual se podrán continuar incorporando actores y representantes, con el fin de lograr la mayor representatividad y alcance de las medidas que trabaje la mesa.

Quiero destacar en forma especial uno de los puntos de este marco de entendimiento, que tiene relación con el fomento al emprendimiento de la pesca artesanal hacia la prestación de servicios a la salmonicultura. Tal como se sinceró en esta instancia, no todos pueden o quieren avanzar en esa línea, sin embargo, ha sido durante años un requerimiento de un sector de la pesca artesanal, el cual ahora podrá avanzar hacia buen puerto, contribuyendo no sólo a la diversificación de las actividades del sector, sino también potenciando las prestaciones de servicio por parte de actores locales. Otro de los puntos tocados fue la relevancia de dar prioridad y realizar gestiones que permitan aumentar en forma significativa la contratación de mano de obra local.

Al mismo tiempo, las empresas y los pescadores artesanales acordaron talleres semestrales de capacitación y formación en materias relacionadas con el medio ambiente, la seguridad en el mar, uso de instalaciones portuarias, en línea con el objetivo de resguardar y cuidar nuestros recursos naturales y propender al desarrollo sustentable de las actividades económicas.

Igualmente es destacable un tema levantado con fuerza por las agrupaciones de pescadores artesanales, vinculado al manejo de residuos sólidos, domiciliarios y de aceites. De cara a esta inquietud, los centros de cultivos de las empresas productoras facilitarán su recepción. Conjuntamente, se comprometieron a buscar soluciones a más largo plazo, a los problemas generados por la acumulación de aceites en caletas y otras zonas de pescadores.

Estos son sólo algunos de los diversos temas que trabajará esta mesa que comienza. Este acuerdo es un hito en la relación entre la salmonicultura y la pesca artesanal regional. Una colaboración que se venía buscando y empujando hace bastantes años y que hoy se ha hecho realidad, por lo que felicito a quienes han sido impulsores y protagonistas de este acuerdo y los invito a continuar con fuerza el trabajo colaborativo, el cual no me cabe duda traerá importantes beneficios tanto para el sector pesquero como en general para la economía y sociedad regional.