Skip to main content

Buscan reducir mortalidad de salmones post transferencia al mar

El científico Christian Karlsen sostiene bacterias tomadas del salmón y cultivadas en el laboratorio de Nofima. Foto: Nofima.
El científico Christian Karlsen sostiene bacterias tomadas del salmón y cultivadas en el laboratorio de Nofima. Foto: Nofima.

Noruega: Científicos de Nofima y CtrlAQUA investigan las mejores formas para manejar con mayor suavidad a los peces post smolt.

Post-smolt, según Nofima, es un término genérico para el tiempo inmediatamente posterior a la transferencia al agua de mar. Se calcula que entre el traslado al mar y el sacrificio, entre el 10% y el 20% de todos los salmones de piscifactoría en Noruega mueren, donde una proporción significativa se pierde en la fase post-smolt. Una de las razones de esto es que las funciones de barrera del salmón se reducen en el período posterior a la transferencia al mar y toman mucho tiempo para recuperarse.

“El primer período en el mar es una fase vulnerable, ya que los sistemas de defensa de los peces son más débiles en los primeros tres meses. Durante este período, los peces son especialmente propensos a lesiones y enfermedades infecciosas. Por lo tanto, es importante comprender por qué y cómo cambian las funciones de barrera del salmón y qué puede hacer la industria para adaptarse ”, dice el científico de Nofima, Christian Karlsen.

Junto con su colega Elisabeth Ytteborg y otros científicos en CtrlAQUA, él ha estudiado cómo factores como el estrés, la temperatura y el tratamiento durante la transferencia al mar afectan las barreras externas de los peces. "Los resultados de la investigación muestran que la piel se vuelve más delgada y más débil en el período posterior a la transferencia, pero a medida que el pez se adapta al nuevo entorno, la piel se estabiliza nuevamente", señala Ytteborg.

Métodos colaborativos

Es demasiado pronto, de acuerdo con Nofima, para concluir si es un factor único o una combinación de cambios ambientales los que causan el debilitamiento de las barreras externas del salmón, pero “al aumentar el conocimiento sobre el período sensible en el mar, podremos sugerir cómo se puede proteger y manejar el pez con mayor suavidad. Una transferencia más segura de peces garantizará una mejor salud y bienestar de los peces y ayudará a reducir la mortalidad posterior a la transferencia”, afirma Karlsen.

Una vez que los resultados de la investigación estén listos, los científicos podrán comenzar a desarrollar nuevos métodos de manejo en colaboración con socios industriales y la industria del salmón.