Skip to main content

Camanchaca financiará plan de 50.000 toneladas con recursos propios

Ricardo García. Foto: Daniella Balin, Salmonexpert.
Ricardo García. Foto: Daniella Balin, Salmonexpert.

Chile: El gerente general de la empresa, Ricardo García, afirmó a Salmonexpert que para concretar este programa al año 2020 centrado en la especie salmón Atlántico, se terminará de reconstruir la piscicultura de Petrohué afectada por la erupción del Volcán Calbuco en abril de 2015.

 

Trabajando a toda máquina se encuentra Camanchaca para alcanzar su plan de producir 50.000 toneladas de salmón al año 2020, lo que implicará un potencial de siembra anual de 10,5 millones de salmón Atlántico. Camino a esta meta, la empresa terminará el 2017 con 32.000 toneladas, para luego anotar 44.000 toneladas en el 2018 y un total de 46.000 toneladas en el 2019.

Ricardo García, gerente general de Camanchaca, comentó a Salmonexpert que para materializar este programa no se necesitarán recursos provenientes, por ejemplo, de un aumento de capital, porque la compañía venía a un ritmo de unas 45.000 toneladas de producción de salmón Atlántico hasta febrero de 2016, cuando ocurrió el bloom de algas.

“Si no hubiéramos tenido esa mortalidad, nuestra cosecha efectiva del año pasado habría llegado a cerca de 40.000 toneladas, no a las 33.000 toneladas que anotamos. El plan de 50.000 toneladas es tener un poco más que lo anterior, pues la pérdida de biomasa va a ser recuperada en términos de capital de trabajo, en buena parte, por el seguro cobrado de US$ 16 millones”, detalló el ejecutivo.

Que todo esto sea posible, implica que los precios de venta se mantengan elevados, por encima de la tendencia del largo plazo, lo que ocurrirá, de acuerdo al gerente general de Camanchaca. “Aunque en la primera parte de 2017 los valores estarán más altos que en la segunda, ya que en los iniciales seis meses existirá menor oferta que entre julio y diciembre”, precisó.

El plan 2020 es en concesiones propias, entre 15 a 20 que se van usando mensualmente, de las 75 que en total posee la empresa. “Las condiciones que tenemos hoy de márgenes y costos, junto a las regulaciones que limitan el crecimiento, hacen que sea un buen negocio expandirnos aprovechando lo nuestro, sin arrendar a terceros”, manifestó García.

El plan de inversiones 2017 de la firma tiene un aumento de 25% hasta los US$ 23 millones, de los que US$ 11 millones son para la división salmonicultora -que en 2016 llegó a representar el 72% de los ingresos de la empresa por el fenómeno de El Niño que golpeó al área pelágica-, US$ 10 millones para la pesquera y US$ 2 millones para otros cultivos acuícolas.

El programa, en tanto, está orientado a preservar lo actualmente operativo y a ciertos proyectos indispensables, como terminar de reconstruir la piscicultura de Petrohué -afectada por la erupción del Volcán Calbuco en abril de 2015- con el fin de preparar a la instalación para trabajar con las 50.000 toneladas proyectadas de salmón Atlántico.

En cuanto al principal mercado de Camanchaca, el norteamericano, García admitió que quieren “ser los principales importadores de salmón salar, con nuevos productos más preparados, listos para consumir, de formato individual, más allá de los grandes filetes”.

China, por su parte, va a ser muy importante para la empresa, pero al momento tiene un nivel de ingreso medio, que permite a la población acceder solamente a productos más básicos. De todos modos, Chile ha ganado amplio terreno a Noruega en el gigante asiático, aunque el gerente general de Camanchaca apuntó que la ventaja del país nórdico en el filete fresco es que llegan más rápido en avión “que nosotros, por lo tanto, debiéramos desarrollar más la línea de congelados”.