Saltar al contenido principal
Nueva unidad experimental de peces del CBA USACh. Foto: CBA USACh.
Nueva unidad experimental de peces del CBA USACh. Foto: CBA USACh.

Chile: Las nuevas instalaciones aumentarán la capacidad total de kilos de peces en un 65%, lo que permitirá incrementar las líneas de investigación y realizar estudios con los mayores estándares posibles al acrecentar el bienestar y la bioseguridad de los peces.

Como un salto cualitativo calificó el director del Centro de Biotecnología Acuícola (CBA), Dr. Eugenio Spencer, la inauguración de las nuevas instalaciones de la Unidad Experimental de Peces (UEP) ubicadas en el subsuelo del Edificio de Investigación de la Universidad de Santiago, Eduardo Morales Santos.

“Lo importante que nos abre posibilidades enormes. Antes estábamos haciendo estos experimentos en condiciones muy precarias y ahora tenemos la infraestructura para hacerlos a distintas escalas. Hoy día tenemos la capacidad, por ejemplo, para probar la eficacia de una vacuna cosa que antes era muy difícil pensarlo porque el número de animales con que podíamos ensayar era muy pequeño”, señaló el investigador y director del CBA.

La inversión, realizada en el marco del proyecto Consorcio de Sanidad Acuícola ICTIO Biotechnologies, incorpora un sistema de recirculación del agua que reduce la emisión de efluentes, disminuye el consumo de agua y mejora el control de las condiciones de cultivo de los peces, aumentando además la capacidad de carga del centro en 216 kilos, lo que representa un 65% del total del sistema.

“Es una réplica a menor escala de lo que actualmente se maneja en la industria acuícola. Además, está habilitada para funcionar no solo con agua dulce, sino que también para agua salada dado que, al ser un sistema dual, le da la facultad al consorcio de poder ampliar el área investigativa” explicó la ingeniera en acuicultura Joceyln Reyes, profesional a cargo de la nueva unidad.

“Como Centro de Biotecnología Acuícola estamos asumiendo un compromiso medioambiental y un compromiso también en la mejora del bienestar para la especie ya que, en la actualidad, con el sistema instalado, tenemos un recambio de agua de un 10% lo que significa que el consumo es menor y que no hay un recambio total. Por ende, los peces no son intervenidos, lo que significa una baja en el nivel del stress y mejora su bienestar”, agregó la profesional.

Lea la nota completa en la web de la USACh