Skip to main content

Chile: Salmonicultores registran fuerte baja de peces escapados en 2019

Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura de Sernapesca. Foto: Sernapesca.
Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura de Sernapesca. Foto: Sernapesca.

Chile: Sernapesca informó que, durante el 2019, se escaparon 70.382 salmones, siendo la cifra más baja desde el 2012. De los peces fugados el año pasado, un 34% se logró recapturar.

Durante el año 2019, se informó a Sernapesca el escape de 70.382 salmónidos de las especies Atlántico y coho, en tres centros de cultivo pertenecientes a las empresas Salmones Aysén, Marine Farm y Cermaq Chile. De este total, las empresas lograron recapturar el 34% (esto es, 23.929 ejemplares), de acuerdo con lo revelado por la autoridad sectorial.

En Cermaq Chile, manifestaron que, a la fecha, han recuperado 7 mil de sus 23 mil salmones que se escaparon a fines del año pasado desde su centro de cultivo Caucahué, en la región de Los Lagos. 

La cifra de escape de salmones reportada por Sernapesca para 2019 es la menor desde el 2012, año en que se informó una fuga de 100.737 peces a la autoridad sectorial. Durante 2018 el número se ubicó en 752.300 ejemplares; 2017 en 282.696; 2016 en 425.262; 2015 en 759.556; 2014 en 198.515 y 2013 en 1.708.850.

Causas

En entrevista con Salmonexpert, la subdirectora de Acuicultura de Sernapesca, Marcela Lara, cuenta que las principales causas que han provocado escapes de peces son la ruptura de redes y el colapso total o parcial de estructuras de cultivo por eventos meteorológicos y oceanográficos extremos. 

Para minimizar la recurrencia de las causas mencionadas, “Subpesca está elaborando la resolución que establecerá las metodologías para el levantamiento de información, procesamiento y cálculos del estudio de ingeniería, así como las especificaciones técnicas de las estructuras de cultivo, que se establece en el reglamento ambiental (RAMA)”, da a conocer Lara.

Por otra parte, mediante la Resolución Exenta N° 2968 del 12 de julio de 2019, Sernapesca estableció los contenidos mínimos de los planes de acción ante contingencias de pérdida, desprendimiento o escape cualquiera sea su magnitud, incluyendo aspectos asociados a la verificación del estado de las estructuras y sus mantenciones, como también las acciones de recaptura de peces fugados, lo que implica el conteo de salmónidos en las jaulas siniestradas “para tener certeza en el porcentaje de ejemplares recuperados”, destaca la autoridad sectorial.

Respecto a los eventos de escapes de peces de 2019, la subdirectora de Acuicultura de Sernapesca indica que los procesos de Salmones Aysén y Marine Farm se encuentran terminados, con lo que no se detectaron incumplimientos, mientras que en el caso de Cermaq Chile, está todavía en análisis.

Cambio climático

En el marco del cambio climático, ¿es posible que las condiciones de tiempo, por ejemplo, eleven el riesgo de escapes de salmones? Al respecto, Lara admite que, “aunque no existe certeza total sobre los efectos del cambio climático, algunos estudios científicos indican que producto de éste, durante los últimos 10 años los vientos oceánicos se han intensificado y ha aumentado la frecuencia de eventos extremos, tales como las marejadas, lo que podría tener algún impacto en el sector”.

¿Cómo debe prepararse la industria nacional del salmón en ese sentido? La autoridad subraya que lo más importante es la adopción de medidas preventivas, “las que deberían estar enfocadas a la seguridad de las estructuras de cultivo, además el sector debe dar cumplimiento a lo establecido en sus planes de contingencia ante pérdida, desprendimiento o escape de recursos exóticos cualquiera sea su magnitud, dando especial énfasis a las metodologías utilizadas para la recaptura”.

Lea también: