Skip to main content

Culmina proceso de licencias de desarrollo en Noruega

Imagen referencial de centro de cultivo de salmón en Noruega. Foto: Kyst.no.
Imagen referencial de centro de cultivo de salmón en Noruega. Foto: Kyst.no.

Noruega: Al término del plazo para pedir licencias de desarrollo en noviembre de 2017, se habían presentado 104 solicitudes a la Dirección de Pesca. Ahora todas han sido evaluadas.

“Se ha dicho que hemos sido estrictos, ya que hay un número relativamente pequeño de solicitudes aprobadas, pero confiamos en que hemos realizado buenas evaluaciones técnicas basadas en los criterios subyacentes de esta disposición”, expresó Anne B. Osland, jefe de la Sección de Asignación de la Dirección de Pesca de Noruega, en un comunicado de prensa.

11 proyectos han obtenido licencias de desarrollo, mientras que ocho siguen siendo procesadas con miras a recibir permisos. Hasta el momento se han otorgado 68 licencias, lo que representa 50.770 toneladas de biomasa, informó el medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no

Proyectos variados

Los proyectos que han recibido una respuesta son variados: grandes instalaciones para sitios muy expuestos (también en alta mar), plantas total o parcialmente cerradas y sistemas sumergibles.

“Es una buena combinación de proyectos grandes y pequeños, y una distribución entre empresas listadas en la Bolsa, actores medianos y parcialmente familiares y algunas empresas nuevas pequeñas sin licencias de acuicultura anteriores. Todo el mundo con el denominador común de tener como objetivo resolver algunos de los desafíos ambientales y de área de la industria y que cumplen con los criterios clave para una innovación significativa e inversiones sustanciales”, puntualizó Osland.

Cuando dos conceptos han sido similares entre sí, se le ha dado prioridad al solicitante que entregó primero. “Esta disposición, sin duda, ha provocado una gran creatividad en la industria, y vemos que los salmonicultores y las compañías de tecnología se han unido para crear conceptos muy innovadores. Los actores han visto que se necesitan nuevas soluciones tecnológicas para un mayor crecimiento y para superar algunos de los desafíos que enfrenta la industria”, dijo Osland.

Seguirán de cerca los proyectos

El esquema se estableció para estimular una mayor sostenibilidad, innovación y una mayor creación de valor en la industria. El esquema se limita a los grandes proyectos que la propia industria no hubiese corrido el riesgo de realizar sin que el Estado hubiese contribuido mediante la concesión de licencias especiales.

“Los permisos que otorgamos conllevarán un alivio significativo del riesgo, ya que se pueden convertir en licencias comunes si se cumplen los criterios objetivo en los proyectos. Esto significa que seguiremos de cerca para ver que alcancen las metas establecidas”, finalizó Osland.

Lea también: