Skip to main content

Revelan cuánta harina y aceite de pescado utiliza el salmón chileno

Imagen referencial de harina de pescado. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de harina de pescado. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: GSI dio a conocer que las dietas de los peces de la industria nacional bajaron su dependencia de ingredientes marinos.

Global Salmon Initiative (GSI) presentó recientemente su Informe de Sustentabilidad 2018, que otorga seis años de datos en 14 indicadores clave (nueve ambientales y cinco sociales) de 14 de las principales compañías salmonicultoras, 10 de ellas chilenas.

Uno de los indicadores tiene que ver con el uso de ingredientes marinos en la alimentación de los salmónidos, punto relevante dado que en los últimos años, se ha buscado bajar la dependencia de estas dietas frente a harina y aceite de pescado, en pos de una mayor sustentabilidad sectorial.

¿Y cómo marcha la industria chilena en este aspecto? De acuerdo con el GSI, la utilización de harina y aceite de pescado como ingredientes para el alimento de los salmones disminuyó durante el 2018, si se considera el promedio de las 10 compañías nacionales socias de la entidad, como se puede ver en los cuadros estadísticos que están al final del texto.

Cabe señalar que esta medición efectuada por GSI evalúa la cantidad de peces vivos de pequeñas pesquerías pelágicas que se requieren para generar la cantidad de harina o aceite de pescado necesaria para producir una unidad de salmón de cultivo, en base a los parámetros ASC (Aquaculture Stewardship Council).  

El caso de Blumar

Pedro Pablo Laporte, gerente de Salmones Blumar. Foto: Archivo Salmonexpert.
Pedro Pablo Laporte, gerente de Salmones Blumar. Foto: Archivo Salmonexpert.

Una de las empresas que bajó esta dependencia fue Blumar. El gerente de la División Salmones de la firma, Pedro Pablo Laporte, afirmó a Salmonexpert esta disminución se debe a dos causas. “La primera tiene que ver con el aumento en el uso de dietas con menor incorporación de harina de pescado, pasando de alrededor de un 10% en 2017 a más de un tercio en 2018”.

Mientras que la segunda causa corresponde a la mejora del factor de conversión entre ambos períodos en aproximadamente un 5%. “El resultado de ambos efectos es una disminución del 25% en el uso de harina de pescado”, detalló el ejecutivo.

En el caso del aceite de pescado, para Laporte, “no es conveniente bajar las inclusiones actuales, a no ser que las opciones de alternativas se hagan económicamente factibles, dado su aporte de ácidos grasos esenciales EPA+DHA, que no sólo ayudan a la salud del consumidor, sino que existen niveles basales que son esenciales para el bienestar del salmón”.

“Si bien el aporte de aceite de pescado en la fórmula aumentó levemente el 2018, el menor factor de conversión logrado en 2018 hace bajar su dependencia en aproximadamente un 10%”, indicó el gerente de Salmones Blumar.

Lea también: