Saltar al contenido principal

Describen relación microbiota intestinal-pigmentación del filete en salmón Atlántico

Mayor abundancia de bacterias sintetizadoras de carotenoides se encontraron en filetes con mayor pigmentación. Foto: Salmonexpert.
Mayor abundancia de bacterias sintetizadoras de carotenoides se encontraron en filetes con mayor pigmentación. Foto: Salmonexpert.

Chile: Científicos australianos caracterizaron las bacterias que, asociadas a la temperatura del mar, permiten una mayor o menor pigmentación del filete del salmón en condiciones productivas.

En Tasmania, durante la fase de engorda en mar, se ha observado que la pigmentación del filete del salmón disminuye significativamente en verano. Esto se atribuye posiblemente a las altas temperaturas del agua (> 20°C), las que producen estrés, baja del apetito y disminución de la ingesta de alimento.

La microbiota intestinal de salmónidos y otros peces cumple diversas funciones relacionadas con el metabolismo, sistema inmune, absorción de nutrientes, entre otros.

Se ha estudiado que la comunidad bacteriana intestinal varía y se correlaciona con los cambios de estación y la dieta, con las variaciones entre un intestino sano o enfermo, y frente a una alimentación activa versus el estrés por inanición.

Según una reciente publicación, todavía se desconocen todos los mecanismos involucrados en la absorción y/o pérdida de la pigmentación en el salmón Atlántico expuesto a este escenario de altas temperaturas y su relación con la microbiota intestinal.

Es por eso que científicos de Australia y Estados Unidos, intentaron dilucidar si existe una asociación entre el color y su uniformidad en el filete del salmón, con distintas fluctuaciones en la temperatura del agua.

En este estudio, se demostró la correlación de la microbiota intestinal, el color de la carne y la uniformidad del color de la carne en el salmón del Atlántico con la fluctuación de la temperatura del agua.

Para ello, tomaron muestras de intestino distal y de músculo a 68 peces de cultivo en distintos tiempos que abarcaron desde el final del verano hasta el invierno. El color del filete se examinó de dos maneras: el color promedio en todo el filete y la uniformidad del color entre las diferentes áreas del filete.

“Secuenciando la región v3–v4 del gen 16S ARNr de las bacterias, determinamos que la temperatura del agua se relacionaba con cambios en el microbioma intestinal”, señalaron los investigadores.

“Además, hubo una correlación significativa entre la microbiota y el color del filete”, agregaron.

Lo anterior debido a que hubo una gran abundancia de bacterias pertenecientes a la familia Pseudoalteromonadaceae, Enterobacteriaceae, Microbacteriaceae y Vibrionaceae en los individuos con un color de filete más pálido, a diferencia de las familias Bacillaceae, Mycoplasmataceae, Pseudomonas, Phyllobacteriaceae y Comamonadaceae encontradas en mayor abundancia en los individuos con mayor pigmentación, lo que corresponde con bacterias que poseen la capacidad de sintetizar carotenoides.

Lea el abstract del estudio titulado “Atlantic Salmon (Salmo salar L., 1758) Gut Microbiota Profile Correlates with Flesh Pigmentation: Cause or Effect?” aquí.

Lea también: