Saltar al contenido principal
Dra. Marcela Izquierdo en la clase digital inaugural del Doctorado en Acuicultura de la UACh.
Dra. Marcela Izquierdo en la clase digital inaugural del Doctorado en Acuicultura de la UACh.

Chile: La Dra. Marisol Izquierdo afirmó que actualmente, el salmón Atlántico de cultivo es el producto del mar que posee un mayor contenido de omega-3, incluso más que los salmónidos proveniente de la pesca.

Durante la jornada de ayer, Marisol Izquierdo, doctora en Ciencias Pesqueras de la Universidad de Tokio y actual catedrática en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dirigió la charla inaugural del año académico de los programas de Postgrados en Acuicultura de la Universidad Austral de Chile titulada “¿Podrá la acuicultura satisfacer la creciente demanda de omega-3 en el mundo?”.

La profesional enfatizó en los beneficios del consumo de omega-3 para la salud cardiovascular, prevención del cáncer, depresión y la reducción de riesgo de muchas otras enfermedades. Además destacó la importancia de los ácidos grasos en la alimentación de peces de cultivo destinados a consumo humano, con el objetivo de prevenir enfermedades metabólicas y sistémicas, y mejorar la resistencia ante enfermedades infecciosas. 

La Dra. Izquierdo exhibió que actualmente, el salmón Atlántico de cultivo es el producto del mar que posee un mayor contenido de omega-3, incluso más que los salmónidos proveniente de la pesca.

“El pescado de acuicultura tiene un mayor contenido de DHA+EPA, consumiendo 100 gramos diarios de salmón es posible cubrir los requerimientos diarios de las personas”, dijo. 

A nivel mundial, la docente expuso que el requerimiento total de EPA+DHA para mantener una alimentación humana saludable es de 1.551.250 toneladas métricas, mientras que la producción de EPA+DHA es de 1.125.753 toneladas métricas -donde 660.019 toneladas métricas provienen de la pesca, 454.689 toneladas métricas de la acuicultura y 2.045 toneladas métricas de aceites producido por organismos unicelulares- registrándose un déficit de 425.497 toneladas métricas.

Hoy es posible sustituir al 100% los ingredientes marinos en el alimento para peces, pero es un reto”. 

Dra. Marisol Izquierdo.
El encuentro se realizó de manera digital y contó con más de 150 asistentes.
El encuentro se realizó de manera digital y contó con más de 150 asistentes.

Posibles soluciones

Tomando en cuenta este déficit, Izquierdo se preguntó si será la acuicultura capaz de incrementar la producción de omega-3 para cubrir la carencia mundial.

En este sentido, recalcó una serie de proyectos que buscan reemplazar el uso de peces de captura para la inclusión de DHA+EPA en la alimentación de salmónidos, con el objeto de resguardar este recurso finito.

La docente destacó en el cultivo de microalgas, liderado a nivel mundial por Veramaris y Archer Daniels Midland, “que aún es caro y pequeño para satisfacer una demanda creciente, pero tienen planes de llegar a cubrir el 30% del aceite que necesita la industria salmonicultora”.  

“Cada nueva fuente en desarrollo tiene sus ventajas e inconvenientes, pero hay un trabajo activo respecto de la búsqueda y producción de aceites en base al desarrollo de plantas terrestres como Camelina o Canola, krill, productos fúngicos y subproductos de pesca y acuicultura”, expresó la Dra. Izquierdo.

“También existe la posibilidad de producir peces con una capacidad mejorada de sintetizar EPA y DHA de aceites vegetales a través de la selección de cepas o modulación del fenotipo de los animales”, agregó.

Resumen de la presentación

  • EPA y DHA son muy importantes para las personas y necesitamos comer al menos tres días a la semana pescado, idealmente proveniente de acuicultura.
  • EPA y DHA son esenciales para mantener el crecimiento, salud y calidad nutricional de los organismos acuáticos de cultivo.
  • En la actualidad el mundo no produce suficiente cantidad de EPA+DHA para cubrir las recomendaciones de las organizaciones de la salud.
  • Debemos incrementar la producción de nuevas fuentes sostenibles de EPA+DHA.
  • Los peces de acuicultura pueden mejorar su capacidad de producción de EPA+DHA mediante la programación nutricional y la selección genética.
  • La acuicultura debe satisfacer la demanda de omega-3 con productos sabrosos, saludables, seguros y altamente nutritivos.
Lea también: