Saltar al contenido principal

DNB: Salmonicultoras están mejor preparadas que nunca para capear la crisis

Alexander Aukner, analista de DNB Bank. Foto: Archivo Salmonexpert.
Alexander Aukner, analista de DNB Bank. Foto: Archivo Salmonexpert.

Noruega: El banco de inversión noruego asegura que las empresas salmonicultoras podrán navegar bien en medio de la tormenta del Covid-19, incluso si la pandemia se prolonga más tiempo del pensado.

La pandemia por Covid-19 ha significado una elevada incertidumbre para industrias como el salmón, sin embargo, un reciente reporte de la entidad financiera noruega DNB Bank, elaborado por su analista Alexander Aukner, da un giro positivo a la situación.

Aunque el consenso del mercado es que el valor de las acciones seafood caerán por la crisis actual, el informe de DNB Bank, que reduce dichas proyecciones en 22%, afirma que “el mercado no se está centrando en las ganancias, sino más bien en quién saldrá adelante, y creemos que las compañías salmonicultoras están mejor preparadas que nunca para capear la tormenta”.

Es que, según el reporte del banco noruego, con varios años buenos en su haber, los balances de estas empresas, presentados en las últimas semanas, fueron muy sólidos. Las salmonicultoras, de este modo, “deberían poder navegar esta crisis, incluso si se prolonga a tiempo. La combinación de un programa de inversión que se puede reducir, un mayor margen de maniobra en las líneas de crédito existentes y los dividendos que se recortan, significa que es muy improbable aprovechar el mercado de capital para obtener recursos”. 

Asimismo, DNB Bank da a conocer una interesante teoría: el shock de baja en la demanda de salmón, a su juicio, “durará mientras persista el período de aislamiento. Una vez que los consumidores estén de vuelta, se recuperará en forma de V. Por lo tanto, el desafío es llevar alimentos, y aquí habrá una interrupción a corto plazo, con Estados Unidos en encierro, acceso reducido a contenedores de almacenamiento en frío para productos refrigerados y plantas de procesamiento restringidas. Las industrias de hoteles, restaurantes y catering deberían por supuesto ver una recuperación en forma de U, en línea con la economía”. 

Para sustentar lo anterior, la entidad financiera noruega indica que hay dos crisis pasadas que se pueden comparar con la actual por Coronavirus:

  1. ​La crisis financiera de 2007–2009.
  2. El shock de oferta de 2012. Durante la crisis financiera, el precio del salmón en realidad aumentó, lo que sugiere que la demanda se mantuvo bien, mientras que durante 2012 el shock de oferta afectó las ganancias en mayor medida. 

En tanto, DNB Bank asegura que su escenario bajista se fundamenta en una reducción del 20% en la demanda global de salmón, en línea con los últimos datos de exportación: “La buena noticia es que China ahora está comenzando a recuperarse, mientras que gran parte de la Unión Europea está bloqueada y las Américas aún se ven moderadamente afectadas. Con suerte, no todos los mercados se cerrarán al mismo tiempo para el producto, lo que significa que habrá algunos donde la logística opere normalmente”.

Por lo mismo, DNB actualizó su recomendación a comprar acciones salmonicultoras, favoreciendo así a Lerøy Seafood y Bakkafrost, “debido a su sólido balance y su atractiva valoración”. Con lo que este sector se está transformando en un refugio seguro para los inversionistas en tiempos de crisis.

Lea también: