Saltar al contenido principal

En Chile: CageEye contratará empleados locales y lanzará nuevo producto

Director de Desarrollo de Negocios Internacionales de CageEye, el Dr. Sunil Kadri. Foto: CageEye.
Director de Desarrollo de Negocios Internacionales de CageEye, el Dr. Sunil Kadri. Foto: CageEye.

Chile: La empresa lanzará durante 2020 Echofeeding, que proporciona una alimentación automatizada de salmones, controlada por Inteligencia Artificial, con un equipo de vigilancia en tiempo real.

Como director de Desarrollo de Negocios Internacionales de CageEye, el Dr. Sunil Kadri lleva algunos meses viviendo en Chile, desde que la empresa noruega decidió comenzar a proveer a la industria nacional del salmón con su sede instalada en Puerto Varas. 

En entrevista con Salmonexpert, el Dr. Kadri cuenta que para su operación en Chile, en la cual están desarrollando dos proyectos, “durante el próximo año aumentaremos el equipo para incluir tres o más empleados locales, por supuesto con el apoyo continuo de nuestros subcontratistas. Y a partir de ahí, seguiremos expandiéndonos con la industria del salmón y nuestros clientes”.

¿Qué nuevos productos comenzará a ofrecer CageEye para el sector salmonicultor chileno?
Somos una empresa de software que usa algoritmos de aprendizaje automático para proporcionar productos basados en el análisis de datos provenientes de nuestros sensores hidroacústicos desplegados en jaulas de salmón, junto con datos de los sensores ambientales, sistemas de alimentación y datos metodológicos disponibles públicamente de los clientes. Actualmente ofrecemos dos productos: el inspector de jaulas, que proporciona un mapeo de comportamiento de peces en las jaulas las 24 horas, los 7 días de la semana, y el asistente de alimentación, que brinda apoyo en la toma de decisiones en tiempo real a los sistemas responsables de alimentar a los peces. Usando estos dos productos juntos, ofrecemos una alimentación de peces optimizada y objetiva. 

Nuestro tercer producto, que ya se está ejecutando en Noruega, estará disponible en Chile durante 2020: se trata de Echofeeding, que proporciona una alimentación totalmente automatizada de peces en las jaulas de los clientes, controlada por Inteligencia Artificial y, por supuesto, con un equipo de vigilancia en tiempo real por parte de nuestro equipo… nótese bien. Aunque totalmente automatizado y optimizado, la estrategia de alimentación se desarrolla junto con el cliente, y el cliente puede anular el sistema en cualquier momento si lo desea. Además, con nuestra adquisición recientemente anunciada de NorseAqua, ahora podemos ofrecer a la industria chilena esparcidoras de alimento óptimas que se pueden adaptar a cualquier sistema de alimentación. 

¿La industria salmonicultora chilena está dispuesta a invertir en nuevas y mejores tecnologías?
En mi experiencia, trabajando con nuevas tecnologías que llegan a Chile durante más de 20 años, la industria chilena puede ser cautelosa al principio, pero una vez que ven una solución que funciona, están muy dispuestos a invertir y expandir el uso de nuevas tecnologías, incluso a una tasa más rápida que otros países productores de salmón.

En otro tema relevante, a su juicio, ¿es adecuada la relación y la interacción entre el mundo científico y la industria salmonicultora local?
Gracias por esta pregunta, ya que es un área que considero muy importante. La relación y la interacción varían entre los distintos países productores de salmón, dependiendo del nivel de inversión tanto del Gobierno como de la industria. Dicho esto, no creo que sean adecuados en ningún lado, es decir, siempre hay margen de mejora.

¿Por qué?
Además de cualquier restricción de disponibilidad de fondos y/o instalaciones de prueba adecuadas, en mi opinión personal, a menudo hay una falta de confianza entre los investigadores y los actores de la industria del salmón, y casi siempre hay una incapacidad para "hablar el mismo idioma".

¿Cómo puede ser mejorado lo anterior?
Por supuesto, es importante mantener un diálogo continuo, así como también es muy relevante contar con personas clave que puedan "traducir" las necesidades de cada lado para avanzar en las discusiones hacia resultados productivos. Un ejemplo reciente de un cambio positivo en esa área es el desarrollo del Centro Escocés de Innovación en Acuicultura (SAIC), respaldado por el Gobierno y la industria acuícola, en el que participé en las primeras discusiones de conceptualización y solicitud. 

Esto ha proporcionado un foro y una fuente de fondos para una mayor interacción entre la ciencia y la industria de la acuicultura en Escocia, con la industria invirtiendo cinco veces el financiamiento proporcionado por el Gobierno, y ha tenido el éxito suficiente como para una nueva ronda de financiamiento. El Gobierno acaba de otorgar el 50% de la ronda anterior, lo que permite que SAIC crezca y se base en su éxito pasado.

Finalmente, y en este contexto, me enorgullece poder mencionar aquí que CageEye, así como todas las compañías anteriores en las que he estado involucrado, ha traído a la industria del salmón nuevas soluciones tecnológicas que tienen sus raíces en la colaboración entre científicos, en el marco de la investigación aplicada, y la industria de la acuicultura.

Lea también: