Saltar al contenido principal

“La vinculación entre jóvenes e industria debe ser parte de una política pública”

Eduardo Carmona, director ejecutivo de ONG Canales. Foto: ONG Canales.
Eduardo Carmona, director ejecutivo de ONG Canales. Foto: ONG Canales.

Chile: El director ejecutivo de ONG Canales, Eduardo Carmona, afirma que las brechas de estudiantes del área técnico-profesional que pueden vincularse a la salmonicultura, son la falta de acceso a internet y las dificultades geográficas y socioeconómicas.

ONG Canales trabaja desde el 2012 para potenciar la Educación Media Técnico Profesional en el sur austral de Chile, articulando y vinculando a las empresas, gremios, instituciones de educación superior y otros actores importantes del territorio.

Su director ejecutivo, Eduardo Carmona, entrega su visión acerca de los retos que supone esta vinculación estudiantes-industria. Para leer esta entrevista en profundidad, puede revisar la edición aniversario de revista Salmonexpert aquí.

¿Cuáles son las principales brechas detectadas respecto a la falta de jóvenes que se interesan en trabajar dentro de la industria?

Creemos que la pandemia acrecentó y visibilizó aún más las brechas que viven los estudiantes de Educación Media Técnico Profesional (TP). En primer lugar, conviven con la falta de una buena conexión a internet y una carencia de dispositivos electrónicos. Además de que, muchas veces, deben interrumpir su formación para contribuir en la economía familiar.

La realidad de los estudiantes de esta industria no es fácil. Muchos de ellos tienen dificultades geográficas para movilizarse, son de zonas rurales o viven en islas, donde existe una barcaza una o dos veces a la semana.

Actualmente, la mayoría de las empresas presentan dificultad para incorporar a los estudiantes en práctica durante la pandemia, debido a la estructura de los turnos y los costos asociados a la toma de exámenes para detectar covid-19 antes de ingresar a cada turno.

La falta de acceso a internet, las dificultades geográficas y socioeconómicas de los estudiantes de esta industria, sobre todo en Cochamó, Hornopirén y Chiloé, nos preocupa y por eso, como ONG Canales, impulsamos distintos proyectos que buscan acortar estas brechas y contribuir al desarrollo formativo de los futuros técnicos de la industria.

¿Cómo ONG Canales proyecta esta vinculación jóvenes-industria para un futuro próximo?

Creemos que en el futuro está vinculación entre los jóvenes y la industria debe ser parte de una política pública, mirando experiencias como en Australia, Canadá y Alemania, donde los estudiantes aprenden y se forman en las empresas con trabajadores que son maestros guías, donde representantes de las industrias participan en el diseño de planes de estudios, entre otros ejemplos a seguir.

¿Cuál es la relevancia para las regiones australes de capacitar a jóvenes para que de forma efectiva se puedan incorporar a diversas áreas de trabajo dentro de la industria?

Creemos que la industria aporta pertinencia y experiencia a la formación técnica de los jóvenes que cursan la modalidad TP. En esta línea, las empresas y gremios han desarrollado distintas instancias de capacitación que vienen a contribuir y complementar los conocimientos técnicos adquiridos en el aula, como los cursos de certificación para estudiantes y docentes de las especialidades de Elaboración Industria y Acuicultura en las regiones de Los Lagos y Aysén. 

Lea también: