Saltar al contenido principal

“Es injusto afirmar que harina y aceite de pescado no son sustentables”

Eduardo Goycoolea, presidente de IFFO. Foto: Luca Caparrelli.
Eduardo Goycoolea, presidente de IFFO. Foto: Luca Caparrelli.

Chile: El presidente de IFFO, Eduardo Goycoolea, afirma que el 50% de harina y aceite de pescado tiene certificación. “Usar estos ingredientes marinos no califica a un salmón como no sustentable”.

Actualmente, de acuerdo con el presidente de la International Fishmeal and Fish Oil Organisation (IFFO), Eduardo Goycoolea, la salmonicultura chilena ocupa alrededor del 10% de harina de pescado en sus dietas, y entre 20% y 30% del aceite que se usa en sus alimentos es de pescado. “Sin embargo, los productores de alimentos continúan en una carrera por reemplazar estos ingredientes marinos”.

En entrevista con Salmonexpert, Goycoolea afirma que la motivación de esta carrera no es la misma que la de 15 años atrás, cuando la producción de harina y aceite de pescado caía y la de salmón se incrementaba, teniendo el temor las empresas del sector de que estos ingredientes marinos serían insuficientes para generar alimentos acuícolas. “Al respecto, existen muchos mitos en la industria”.

Los mitos

En ese sentido, el presidente de IFFO señala que el principal mito es que la producción de harina y aceite de pescado está cayendo, “lo que no es verdad, pues se ha mantenido estable desde el año 2010 en adelante. Además, hay  materias primas para generar más de estos ingredientes marinos, dado que todos los subproductos de la acuicultura se usan cada vez más para tal efecto”.

Asimismo, Goycoolea indica que IFFO trabaja con el programa IFFO RS -que aunque partió al alero de la organización hace tiempo ya es independiente a ella-, que revisa las pesquerías con las que se genera tanto harina como aceite de pescado, “velando para que se cumplan estándares de pesca y actividad responsable. Tanto es el avance, que con ASC redefinimos el estándar de alimentación para salmones, lo que significa utilizar materias primas cada vez más sustentables y allí, los productos con certificación  IFFO RS son muy importantes”.

Según el directivo, IFFO RS es miembro de ISEAL Alliance, “que entrega todos los parámetros para que un estándar de sustentabilidad califique como de primera división. Por lo mismo, el hecho de usar harina y aceite de pescado no califica a un salmón como no sustentable, que es un concepto que se ha ido integrando a la industria chilena”.

"La industria chilena del salmón es productora neta de proteínas marinas"

Goycoolea cuenta que “otro mito existente, que algunos aún gustan de repetir, son los kilos de peces necesarios para cultivar un kilo de salmón. Esa relación es menor a 1 kilo de pez por kilo de salmón hace ya mucho tiempo, lo que significa que la industria chilena del salmón es una industria productora neta de proteínas marinas. Esto es un tremendo logro de todos en la cadena alimenticia y deberíamos estar orgullosos y pregonarlo a los cuatro vientos”.

El titular de IFFO recalca que “es injusto afirmar que harina y aceite de pescado son elementos no sustentables en el alimento del salmón, sobre todo cuando más del 50% de la producción de estos ingredientes marinos tienen certificación IFFO RS, dando seguridad de que provienen de recursos administrados responsablemente”.

Sumado a esto, agrega, “los alimentos para salmones aún son dependientes de harina y aceite de pescado, porque no se ha encontrado sustituto con la calidad nutricional de estos ingredientes marinos”.

“Sí es posible reemplazar harina y aceite de pescado totalmente en la dieta de los salmones, pero si sacas estos ingredientes de los alimentos, terminas vendiendo un producto vegetal, que deja de ser pez”, apunta Goycoolea.

Islas Faroe, por ejemplo, “obtiene salmones de mejor calidad y los vende a un mayor precio que Chile, utilizando mucho más harina y aceite de pescado que nuestra industria. Y aunque no existe un estudio científico que lo pueda avalar todavía, hemos visto que cada vez que los productores de alimentos para salmón exacerban la sustitución de harina y aceite de pescado por proteínas vegetales, se enferman más los peces, con todo lo que ello implica”, manifiesta el directivo.

El presidente de IFFO expone también que “existe producción de los aminoácidos esenciales EPA y DHA a través de algas, pero todavía no es una fuente consistente ni de suficiente volumen y creemos que será un complemento al aceite de pescado. Además, el costo del sustituto es tres o cuatro veces mayor, y es falso que, hasta la fecha, el consumidor pague más por un salmón libre de ingredientes marinos, salvo en mercados muy especiales”.

Lea también: