Saltar al contenido principal

Flavobacterium: diversidad antigénica podría generar problemas en su prevención y control

Peces con un cuadro clínico de flavobacteriosis. Foto: Dr. Ruben Avendaño.
Peces con un cuadro clínico de flavobacteriosis. Foto: Dr. Ruben Avendaño.

Chile: Después de haber identificado 14 serotipos del patógeno en nuestro país, el Dr. Ruben Avendaño explica que demás en un mismo grupo de peces se pueden identificar diferentes serotipos en distintas etapas de desarrollo.

Un estudio publicado recientemente investigó la diversidad serológica de 118 aislados de Flavobacterium psychrophilum recolectados entre 2006 y 2018 en diversos centros de agua dulce.

Así, los científicos descubrieron que en Chile están presentes 14 serotipos del patógeno, 10 más de los que habían indentificado trabajos anteriores.

Para ahondar en la importancia de estos resultados, Salmonexpert contacto al Dr. Ruben Avendaño, académico e investigador de la Universidad Andrés Bello y del centro Incar, y uno de los autores del estudio, quien asegura que esta diversidad antigénica debería generar un cambio en cómo se desarrollan los proyectos de vacunas o impulsar a búsqueda de productos alternativos.

¿Cuál es la importancia de tener tal diversidad antigénica en un patógeno como Flavobacterium?

La diversidad antigénica es consecuencia de la manera como se realiza el proceso productivo del salmón y trucha en Chile. Existe un movimiento constante de los distintos estados de los peces por el país y cuando se mueven no se mueven solos sino con las bacterias buenas y malas, entre ellas F. psychrophilum. Por tanto, es una situación particular de nuestro país y tiene una importancia muy poco aconsejable a nivel sanitario.

Cabe destacar que las diferencias encontradas a nivel antigénico son determinadas por la estructura del lipopolisacarido (LPS), principal endotoxina y mayor componente de la membrana externa de las bacterias Gram negativas. El LPS desempeña una importante función en la activación del sistema inmune del pez, ya que constituye el antígeno superficial más importante de este tipo de bacterias Gram-negativas.

¿Esta diversidad podría generar problema en su prevención y control, como por ejemplo, en la pérdida de efectividad de las vacunas disponibles?

Efectivamente, el desarrollo de vacunas debe estar determinado por los serotipos o grupos antigénicos propios de cada centro de cultivo, de manera que exista una real respuesta de protección cuando el pez se encuentre con el patógeno. Mientras más diversidad existe, más componentes antigénicos debe tener este producto biológico.

Además, en nuestro estudio encontramos que no siempre en la misma etapa de cultivo se encuentran los mismos serotipos, es decir, los aislados de F. psychrophilum de la unidad de alevinaje tenían otro serotipo distinto a los aislados recuperados de los juveniles de una misma piscicultura.

Todo lo anterior, debería generar un cambio en cómo se desarrollan los proyectos de vacunas o búsqueda de productos alternativos de prevención como pueden ser el uso de probióticos, fagos o extractos naturales contra este patógeno. Por ejemplo, si se buscan componentes capaces de inhibir  el crecimiento de F. psychrophilum debería realizarse no con uno o dos aislados, sino con una colección representativa de los distintos serotipos.

¿Es posible relacionar los diversos serotipos con características específicas como una mayor patogenicidad?

Dr. Ruben Avendaño. Foto: Salmonexpert.
Dr. Ruben Avendaño. Foto: Salmonexpert.

A nivel mundial, existe una claridad sobre la especificidad de ciertos serotipos de acuerdo a la especie de peces. Por ejemplo, en Japón se conoce que existe un serotipo específico de una ayu (Plecoglossus altivelis), también en los países europeos que un serotipo es mas común en trucha y otro se salmón, pero en Chile este esquema se ha desordenado. Por tanto, encontramos aislados de trucha que tienen serotipo de salmón y viceversa.

Afortunadamente, lo que tenemos claro es que no tenemos el serotipo de Japón. Nosotros hemos realizado estudios de desafío cruzado y los resultados son muy interesantes, ya que somos capaces de reproducir los postulados de Koch y las mortalidades varían de acuerdo al aislado examinado. También sabemos y hemos publicado que aislados de F. psychrophilum que no causan signos ni muerte, en presencia de otras bacterias también pigmentadas del grupo de las Chryseobacterias son capaces de producir hasta un 100% de mortalidad de truchas y con cuadro clínico.

¿El PCR multiplex (mPCR) sería más rápido, sensible, específico, barato y fácil que la aglutinación en portaobjeto?¿Recomiendas implementar esta técnica para determinar serotipos?

Efectivamente, el uso de mPCR es una buena técnica para realizar el seguimiento de los serotipos presentes en una piscicultura y conocer el grado de diversidad antigénica para la toma de decisión. Por este mismo motivo, nos preocupamos que este conocimiento quedara totalmente claro en el artículo y así los laboratorios de la red del Sernapesca que quieran implementarlo como un servicio puedan hacerlo. Precisamente, como investigador del Incar es parte de nuestro compromiso generar conocimiento que provoque un impacto en la industria. Sin embargo, también es importante señalar que esta mPCR es una herramienta más y que se une a la técnica de genotipificación por MLST que publicamos el 2014, pero esto no soluciona el problema de la enfermedad causada por F. psychrophilum en Chile.

Lea también: