Saltar al contenido principal

Globefish afirma que la pandemia podría actuar como catalizador del sector salmón

El aumento en los volúmenes de oferta del 5 a 10% en la segunda mitad del año debido a las cosechas retrasadas probablemente mantendrá los precios bajos. Imagen: Colin Czerwinski, Unsplash.
El aumento en los volúmenes de oferta del 5 a 10% en la segunda mitad del año debido a las cosechas retrasadas probablemente mantendrá los precios bajos. Imagen: Colin Czerwinski, Unsplash.

Italia: Pese a la incertidumbre del covid-19, desde la organización estiman que se crearán nuevas fuentes de demanda que impulsarán la innovación de productos y su distribución en la salmonicultura.

Para los analistas de Globefish, -unidad de análisis del mercado de pesca y acuicultura de la FAO- el sector mundial del salmón ha sentido el impacto de covid-19 a lo largo de la cadena de suministro, y la producción, procesamiento, logística y mercados han sufrido en diversos grados.

Después de un aumento estimado del 7% en la producción mundial de salmón Atlántico de cultivo en 2019, las últimas previsiones para 2020 sugieren que el crecimiento se desacelerará a alrededor del 2-4%. La pandemia en curso ha introducido una gran cantidad de incertidumbre, y ha provocado algunos cambios significativos a nivel de cultivo de peces.

“Las malas condiciones del mercado y los desafíos logísticos, hicieron que muchos productores retrasen la cosecha el mayor tiempo posible, lo que significa que la oferta en la primera mitad de 2020 ha sido más escasa de lo esperado”, detallan.

Desde Globefish, informan que esto se traduce en una mayor proporción de peces grandes en las jaulas, y una mayor presión sobre los acuicultores para cosechar en la segunda mitad del año, a medida que más peces se acercan al peso máximo de cosecha.

Mercados

Aunque China, la República de Corea y algunos otros grandes mercados de salmón comenzaron a aflojar las restricciones de bloqueo en el segundo trimestre de 2020, la situación general del mercado sigue siendo tensa.

Las ventas de servicios de alimentos, que representan alrededor del 30% del mercado total del salmón, siguen siendo muy moderadas y la industria del turismo aún está muy lejos de recuperarse”.

Equipo Globefish, FAO.

“En algunos países, como Brasil y los Estados Unidos, el peak de covid-19 aún no se ha alcanzado, y la situación está cambiando rápidamente. Incluso en países donde el número de casos se ha reducido a niveles relativamente pequeños, la amenaza muy real de una segunda ola significa que las autoridades permanecen atentas y listas para volver a introducir restricciones si es necesario”, agregan los analistas de Globefish.

Además, la pandemia ha provocado cambios fundamentales en las actitudes de los consumidores que bien pueden ser permanentes: “Cualquier canal de distribución que pueda adaptarse a las necesidades de los consumidores -que son conscientes de la necesidad de permanecer socialmente distantes- representa ahora una participación de mercado en constante crecimiento. Esto incluye el comercio minorista tradicional, pero también se extiende a la entrega a domicilio y el comercio electrónico”, anotan.

El segmento fresco, que es de importancia clave para el sector del salmón, está sufriendo debido a los crecientes costos logísticos, y una preferencia general por alimentos congelados y preparados en medio de una atmósfera generalizada de incertidumbre”.

Equipo Globefish, FAO.

Resto del año

Desde Globefish, estiman que el desarrollo del mercado mundial del salmón en la segunda mitad de 2020 es difícil de predecir dada la cantidad de incógnitas que enfrenta la industria: “Con la notable excepción de Estados Unidos de América y Brasil, la mayoría de los principales mercados de salmón están experimentando una recuperación gradual”.

“El aumento en los volúmenes de oferta del 5 a 10% en la segunda mitad del año debido a las cosechas retrasadas probablemente mantendrá los precios bajos, incluso si continúa la tendencia positiva de la demanda. Los ingresos por exportaciones para el año también se verán afectados de manera significativa”, proyectan.

Mientras que, los desafíos financieros asociados con el álgido escenario, podrían impulsar que empresas más pequeñas a lo largo de la cadena de suministro, en particular procesadores, sean adquiridas por entidades más grandes si quieren sobrevivir.

Finalmente, a largo plazo, los analistas extraen algunos aspectos positivos de la agitación de 2020: “Precios más bajos, buenos volúmenes y un impulso al comercio minorista, podrían crear nuevas fuentes de demanda y actuar como un catalizador para la innovación de productos y su distribución”.

Lea también: