Saltar al contenido principal

Patagonia Wellboat incorpora tecnología que permitiría bajar 23% uso de diésel en naves

Hans Kossmann, socio fundador de Patagonia Wellboats y director de astilleros Asenav.
Hans Kossmann, socio fundador de Patagonia Wellboats y director de astilleros Asenav.

Chile: La empresa chilena ya está trabajando en la incorporación de celdas de hidrógeno y baterías eléctricas en un wellboat, ello, con el fin de migrar hacia combustibles carbono neutrales.

Durante los días 17 y 18 de agosto se llevó a cabo Aquaforum Patagonia 2021 “Post Pandemia: Desafíos Futuros”, evento virtual que reunió a expertos, representantes de la industria, autoridades del sector público y privado para abordar temas de contingencia actual y proyección futura de la acuicultura.

Ayer, en el primer módulo “Tendencias en innovación y tecnología”, Hans Kossmann, socio fundador de Patagonia Wellboats y director de astilleros Asenav, presentó una charla enfocada en las oportunidades y desafíos para el uso de hidrógeno verde y combustibles carbono neutrales en la salmonicultura.

Kossmann comenzó su presentación explicando que, en la actualidad, las posibilidades de reducir la huella de carbono en la industria de wellboats son limitadas, a pesar de que en el último tiempo se ha mejorado la eficiencia del uso de combustibles fósiles.

En promedio, la empresa realiza unos 600-700 traslados de peces al mes, y por viaje, se utilizan alrededor de 17.000 litros de diésel para la propulsión de la nave y 3.000 litros para mantener los peces vivos.

No obstante, habría una oportunidad en los “e-fuels”, que se generan a partir del hidrógeno verde y captura de CO2 y que serían carbono neutrales.

Lo anterior, debido a que según el socio fundador de Patagonia Wellboats, el hidrógeno verde requiere una gran cantidad de espacio, lo que es muy difícil para una nave donde aquello es limitante y porque implica un elevado costo asociado a la inversión instalar celdas de hidrógeno.

“Para una adaptación rápida en la cadena de valor del salmón, los esfuerzos deberían estar destinados a la investigación y desarrollo de estos combustibles para la incorporación rápida en la industria”, planteó Hans Kossmann.

Incorporación en wellboats

En concreto, la compañía de wellboats ya está trabajando en la incorporación de celdas de hidrógeno y baterías eléctricas en una embarcación, para reducir en un 23% el uso de diésel.

“Sin embargo, todavía nos queda un 77% que es imposible reemplazar directamente con hidrógeno verde, y necesitaríamos utilizar algún tipo de combustible carbono neutral. Desde este punto de vista, se ve más factible la utilización de e-diesel”, sostuvo el también director de Asenav.

Para alcanzar este objetivo, el experto recalcó la importancia de desarrollar proyectos en Chile para poder producir el e-diesel a un costo competitivo.

“El mundo necesariamente debe migrar hacia los combustibles carbono neutrales. Pensamos que Magallanes tiene este potencial y esperamos que la salmonicultura sea una de las primeras industrias que pueda incorporar este nuevo desarrollo dentro de la cadena de valor”, concluyó el ejecutivo.

Redes con menor huella de carbono

En el seminario también expuso el Dr. Nikhil Gunari, vicepresidente de I+D de Garware Technical Fibres, quien mostró distintas innovaciones de la empresa en la línea para reducir la huella de carbono.

Una de ellas son las redes HDPE (polietileno de alta densidad) que tienen cinco veces menos huella de carbono que las de nailon y poseen una pérdida de resistencia inferior al 10% después de nueve años de uso con limpieza in situ.

Las redes de HDPE están en ensayos mundiales ya desde el año 2010, reportando una alta resistencia a la abrasión húmeda -tres veces más-, generando una vida útil más prolongada que el nailon y con una huella medioambiental muy baja, además pueden ser recicladas en un 100%.

“Ahora bien, si toda la industria acuícola chilena se cambiara a las redes de HDPE, esta reducción de la huella de carbono sería la misma que generarían 260.000 viajes en avión de pasajeros desde Santiago a Puerto Montt, ya que tiene cinco veces menos huella de carbono en comparación con las redes de nailon”, precisó Gunari.

Lea también: