Saltar al contenido principal

Interpelan al Estado de Chile ante la CIDH por expansión de salmonicultura

Reserva Nacional Kawésqar. Foto: GoChile.
Reserva Nacional Kawésqar. Foto: GoChile.

Chile: Durante los últimos 30 años, la industria ha sostenido una tasa de crecimiento promedio de un 117% anual, “lo cual permite dimensionar el nivel de presión que ejerce esta actividad sobre los ecosistemas”, afirmaron. 

Interpelar al Estado de Chile por sus vulneraciones a los derechos humanos y ambientales a comunidades indígenas de tres pueblos originarios -mapuche huilliche, Kawésqar y Yagán- en el marco de la instalación y expansión de la salmonicultura, fue el objetivo de la audiencia solicitada la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que se realizó el miércoles 15 de diciembre pasado.

Según lo informado por el diario El Divisadero, la reunión se dio en el marco del 182° período de sesiones que se desarrolló entre el 13 y el 16 de este mes y en ella participó Francisco Vera Millaquen, werkén de la comunidad mapuche-huilliche Pepiukelen (Los Lagos); Haydeé Águila Caro y Leticia Caro Kogler, de las comunidades kawésqar por la Defensa del Mar; María Luisa Muñoz Manquemilla, comunidad indígena yagán Bahía Mejillones (Magallanes); Enrique Viale, abogado experto en  derecho ambiental y derechos humanos y Estefanía González Del Fierro, coordinadora de Océanos en Greenpeace.

En la interpelación se planteó que “la industria salmonicultora ha aumentado su producción y extensión territorial considerablemente durante las últimas décadas. Según datos la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, Chile pasó de producir cerca de 30 mil toneladas en 1990, a un total de 1.043.144 toneladas en el año 2020, transformándose en el segundo productor de salmones a nivel a mundial, teniendo más de 1.200 concesiones de acuicultura otorgadas en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes”.

De esta manera, “los últimos 30 años la industria salmonicultora chilena ha sostenido una tasa de crecimiento promedio de un 117% anual, lo cual permite dimensionar el nivel de presión que ejerce esta actividad sobre los ecosistemas y particularmente, sobre territorios indígenas”.

En la solicitud de audiencia se argumentó que “el constante avance de la industria salmonera hacia el sur de Chile, y específicamente en territorios en los que habitan pueblos indígenas ha significado el daño de valiosos ecosistemas de fiordos y canales, que han sido sustento de comunidades indígenas desde hace milenios”. Cabe destacar que en muy pocas ocasiones delegaciones chilenas han sido parte de estas audiencias.

Lea también: