Skip to main content
El wellboat Kirsti H de Intership. Foto: Intership.
El wellboat Kirsti H de Intership. Foto: Intership.

Noruega: El barco Kirsti H tiene una capacidad de 1.800 m3 para el transporte amigable de peces e incluye un equipo térmico que funciona muy bien para la eliminación del Caligus del salmón.

La compañía internacional de wellboats Intership, con sede en Hareid a las afueras de Aalesund, Noruega, ha firmado un acuerdo con Kerko Seatrans AS, con matriz en Bergen, para adquirir el wellboat Kirsti H. El buque se convertirá en la séptima nave de este tipo de la empresa y se incorporará a su flota durante el segundo trimestre del año 2020.

Intership opera actualmente tres buques en el este y oeste de Canadá, uno en Escocia y dos en Noruega, totalizando casi 11.000 m3 de capacidad de bodegas. Todavía no se ha decidido en qué país operará este wellboat ya que la empresa aún no ha firmado un contrato asociado a esta nueva adquisición.

“Kirsti H fue entregado a Erko Seatrans AS por parte de Solund Verft en febrero de 2017. Es un wellboat de última generación de 1.800 m3 de capacidad, posee sistemas y componentes de gran calidad que garantizan las mejores condiciones de amigabilidad para los peces en todas las etapas del transporte. Además, está equipado para la mayoría de las operaciones, cosecha, smolt y baños; incluido un equipo térmico que funciona muy bien para la eliminación del Caligus del salmón”, según comunicado de prensa.

Intership se estableció en el 2014 y ha desarrollado su actividad a través de contratos de servicios de wellboats en Noruega, Escocia y Canadá. Después de que Alchemy Special Opportunities ingresó como accionista mayoritario en mayo de 2018, la compañía ha adquirido siete wellboats con una inversión estimada en US$140 millones.

El CEO de Intership, Ole Peter Brandal, reitera las pretensiones de mantener un crecimiento continuo, fuerte y sustentable. “Ahora también nos hemos establecido en Chile y contratamos a un CEO con bastante experiencia en el mercado de ese país. Creemos que dentro de un tiempo relativamente corto, tendremos buques operando en Chile. También vemos un potencial de crecimiento en todos los mercados en los que estamos establecidos, especialmente Noruega y Chile. Estamos convencidos de que la buena relación de cooperación que hemos desarrollado con nuestros clientes respalda nuestras intenciones de crecer y que es el momento justo para hacerlo”.

Lea también: