Skip to main content

“Los escapes de peces son situaciones excepcionales en la industria del salmón”

Alicia Gallardo, directora nacional (S) de Sernapesca.
Alicia Gallardo, directora nacional (S) de Sernapesca.

Chile: La directora nacional (S) de Sernapesca, Alicia Gallardo, afirmó a Salmonexpert que, tras las irregularidades detectadas en el centro de cultivo Punta Redonda de Marine Harvest Chile, están fiscalizando la seguridad de las operaciones de todo el sector. 

El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura interpuso una denuncia contra Marine Harvest Chile por posibles incumplimientos en el mantenimiento y seguridad de la infraestructura del centro Punta Redonda, ubicado en Isla Huar, donde se originó el escape de 690 mil salmones el 5 de julio pasado debido al colapso de estas instalaciones durante el sistema frontal que afectó la Región de Los Lagos.

La denuncia fue interpuesta ante la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y sostiene de acuerdo a lo recopilado preliminarmente por Sernapesca que el escape se pudo haber originado por incumplimientos en el mantenimiento de las condiciones de seguridad de las unidades de cultivo, transgrediendo el Reglamento para la Acuicultura y las condiciones básicas para su funcionamiento. Alicia Gallardo, directora Nacional (S) de la entidad, se refiere en extenso a este tema, en entrevista con Salmonexpert.

-¿Por qué decidieron denunciar a Marine Harvest Chile ante la SMA?

Porque atendido el hecho que dentro de la normativa ambiental aplicable al centro de cultivo de Marine Harvest se encuentra regulado el escape de peces y la implementación de los planes de acción ante contingencias, la Superintendencia del Medio Ambiente es la autoridad competente para conocer de los posibles incumplimientos asociados a las cuestiones antes señaladas. Por parte nuestra, luego de analizar los datos recopilados inmediatamente después y en los días siguientes a la contingencia, estimamos que existen antecedentes suficientes para suponer incumplimientos en el mantenimiento y el control de las medidas de seguridad de la infraestructura colapsada en el centro de Punta Redonda, lo cual tendrá que ser ratificado por la investigación que realice la SMA.

-¿Cómo califica Sernapesca el que esta empresa muestre incumplimientos en el mantenimiento de las condiciones de seguridad de las unidades de cultivo desde donde se escaparon los peces?

Como resultado de las fiscalizaciones que hemos realizado y luego de un análisis de la información proporcionada por la empresa, hemos detectado ciertas irregularidades en lo que al mantenimiento de las condiciones de seguridad del centro de cultivo respecta. Sin perjuicio de lo anterior y atendido el hecho que la Superintendencia del Medio Ambiente es el organismo que eventualmente podría formular cargos en atención a estos antecedentes y sustentar un eventual procedimiento sancionatorio en contra de la empresa, no podemos entregar más antecedentes sobre este particular hasta que los hechos denunciados hayan sido ratificados.

-¿Qué riesgos ambientales y sanitarios implica el escape de 690 mil salmónidos?

En estos momentos no es posible hablar de “daño”, puesto que la contingencia se encuentra actualmente en curso y la empresa aún está desarrollando las maniobras tendientes a la recaptura de ejemplares escapados y minimizar los impactos sobre el medioambiente.

-¿La compañía arriesga el cierre de este centro de cultivo?

Efectivamente. Dentro de la escala de sanciones de la SMA se encuentra la de establecer la clausura temporal o definitiva de la instalación y la revocación de la resolución de calificación ambiental.

-¿La situación de esta empresa se da en otras compañías del sector salmón o sería un hecho aislado?

Atendidos los volúmenes de producción asociados a la industria salmonicultora, podemos decir que los escapes de peces constituyen situaciones excepcionales dentro del desarrollo de esta actividad económica. Por supuesto, el objetivo es reducir al máximo la probabilidad de ocurrencia de este tipo de contingencias y para ello es que, por ejemplo, modificamos el Reglamento Ambiental de Acuicultura para incrementar las exigencias en los planes de acción de los centros de cultivo. También creamos la figura de “pre-alerta” y de “alerta acuícola” para adoptar medidas tempranas ante fenómenos naturales, situaciones derivadas del actuar humano o una combinación de ambas que puedan afectar a uno o más centros de cultivo, que puedan generar mortalidades masivas, escapes de ejemplares en cultivo, desprendimiento de estructuras de cultivo, entre otros.

-¿El caso de Marine Harvest Chile ha llevado a Sernapesca a investigar a la industria completa?

Sernapesca se encuentra siempre dentro de un proceso de mejoramiento continuo respecto de su gestión interna y estrategias de fiscalización, por lo que actualmente se trabaja en conjunto con las distintas instituciones pertenecientes a la administración del Estado para efectos de verificar, con rigurosidad, el cumplimiento de las condiciones de seguridad de las estructuras de centros de cultivo de manera que se evite el escape de peces y en aquellos casos en que esto suceda, se coordinen los esfuerzos de la administración para hacer frente a este tipo de situaciones de contingencia.