Saltar al contenido principal
Wellboat
Wellboat "Ronja Storm" en Tasmania. Foto: Huon Aquaculture.

Noruega: Aunque sus resultados financieros 2019 bajaron por retrasos en entregas, la empresa naviera prevé un buen futuro para embarcaciones más grandes y más eficientes con tecnología cerrada.

La compañía de wellboats más grande del mundo, Solvtrans -que posee una flota de 19 modernas embarcaciones para la salmonicultura-, todavía está bien financieramente, aunque varios retrasos afectaron sus resultados en 2019.

Según lo informado por el medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no, la empresa facturó NOK 708 millones (cerca de US$78 millones) en 2019, en comparación con NOK 814 millones (más de US$89 millones) en 2018. Esta es una reducción de NOK 106 millones (sobre los US$11 millones). 

El resultado anual finalizó en NOK 270 millones (en torno a los US$30 millones), en comparación con NOK 388 millones (casi US$43 millones) de 2018, una reducción de NOK 118 millones (US$13 millones). El margen operativo en 2019 fue del 49%, en comparación con el 55% anterior.

Roger Halsebakk, gerente general de Solvtrans, le dijo a Kyst.no que tuvieron un buen 2019 y una positiva rotación el año pasado. “Pero nos caracterizamos por el hecho de que varios de nuestros nuevos wellboats se entregaron tarde en relación con el plan. "Ronja Storm" se retrasó 7 meses, por ejemplo”. 

Halsebakk afirma además que 2020 hasta ahora se ve bien para la compañía, y que tienen un gran programa de construcción de embarcaciones con muchas inversiones asociadas.

Durante 2019, la compañía ha entregado tres nuevos buques: "Ronja Explorer" (2.500 m3), "Ronjafisk" (2.500 m3) y "Ronja Storm" (7.450 m3), todos los cuales han celebrado contratos a largo plazo con varias empresas salmonicultoras. 

En enero de 2020, la firma celebró un acuerdo para la entrega de un nuevo wellboat de 3.000 m3 con Myklebust Verft, que está programada para 2022. La embarcación de Solvtrans tendrá 87,1 metros de eslora, 18 metros de manga y contará con una capacidad de carga de 4.000 m3.

El buque "Ronja Skye" también fue vendido por la compañía naviera en enero de 2020. En ese sentido, la junta de la empresa escribe en su informe anual que sus perspectivas futuras son positivas para el mercado de wellboats, especialmente para embarcaciones más grandes y más eficientes con tecnología cerrada.

“La junta espera un aumento continuo en la demanda de servicios de wellboars como resultado del crecimiento de la producción, mayores distancias de envío, cambios en el uso de las embarcaciones, así como modificaciones regulatorias”, indica el informe anual de Solvtrans.