Saltar al contenido principal

Mayor velocidad de crecimiento en agua dulce no necesariamente se reflejaría en mar

Imagen: Salmonexpert.
Imagen: Salmonexpert.

Chile: De acuerdo al Dr. José Manuel Yáñez, la selección de reproductores en agua dulce para el rasgo velocidad de crecimiento no considera la interacción genético-ambiental, por lo que puede traducirse en una baja eficiencia para el crecimiento en agua de mar.

Luego de la crisis del virus ISA la normativa estipuló que todos los reproductores y programas genéticos debían ser trasladados a agua dulce. No obstante, luego de varias discusiones, una nueva resolución del año 2019 permitió que los reproductores retornaran al mar con varias restricciones.

A pesar de los años transcurridos, todavía no existe certeza de las diferencias genéticas relacionadas con el crecimiento entre peces criados en agua dulce y agua de mar.

Bajo esta premisa, un nuevo trabajo estudio realizado por investigadores chilenos, evaluó la interacción del genotipo de los peces y el ambiente para el rasgo de crecimiento en dos poblaciones independientes de salmón Atlántico cultivadas en ambos tipos de agua.

De acuerdo a lo informado por el Dr. José Manuel Yáñez, investigador de la Universidad de Chile y uno de los autores del trabajo, la investigación se realizó en base a la información genealógica y fenotípica de peces pertenecientes al núcleo de mejoramiento genético de Multi X, donde se estimaron heredabilidades moderadas y significativas para el crecimiento corporal.

Interacción genético-ambiental

Con estos datos, los resultados demostraron que las heredabilidades se encuentran dentro del rango esperado para crecimiento corporal. Sin embargo, la interacción genético-ambiental detectada indica que seleccionar a los animales en base a su velocidad de crecimiento en agua dulce presentará una baja eficiencia para el crecimiento en agua de mar.

“Es decir, los peces con mayor velocidad de crecimiento en agua dulce no necesariamente son los mejores en agua de mar”, explicó el Dr. Yáñez.

Dr. José Manuel Yáñez, Director de Investigación y Desarrollo en la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile. Foto: Dr. Yáñez.
Dr. José Manuel Yáñez, Director de Investigación y Desarrollo en la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile. Foto: Dr. Yáñez.

¿Según el estudio no sería una buena idea mantener a los reproductores en agua dulce? “Desde el punto de vista sanitario, es mucho mejor mantener los peces en sistemas de recirculación en tierra. No obstante, si los reproductores de un programa genético son mantenidos en agua dulce, se debe tener en cuenta la interacción genético-ambiental al momento de evaluar y seleccionar los peces en función de su tasa de crecimiento”, responde el experto.

Respecto de lo anterior, el investigador de la Universidad de Chile aclara una alternativa para la selección en base al crecimiento es utilizando información de hermanos de los reproductores del núcleo enviados a centros de cultivo en agua de mar (también llamados centinelas), con la cual se pueden evaluar a los “hermanos” que serán los candidatos a la selección.

“Esta aproximación sólo funciona con una máxima eficiencia cuando se utiliza selección genómica, es decir, información del DNA para evaluar a los reproductores en agua dulce, en función de la similitud de los genotipos y desempeño de sus hermanos provenientes de centros en mar. Otra opción es mantener al núcleo genético en centros de mar, lo cual implica un mayor riesgo desde el punto de vista sanitario”, concluye el científico.

Lea el abstract estudio titulado “Interacción genotipo por ambiente para el crecimiento en agua de mar y agua dulce en salmón del Atlántico (Salmo salar)”, aquí.

Lea también: