Saltar al contenido principal
Centro de cultivo de salmones Punta Redonda. Foto: Mowi Chile.
Centro de cultivo de salmones Punta Redonda. Foto: Mowi Chile.

Chile: En base a un informe técnico de ADL Diagnostic, la empresa descartó un efecto de transmisión de enfermedades a peces silvestres a través de los 690.000 ejemplares fugados desde su centro de cultivo Punta Redonda.

Los abogados de Mowi Chile, Felipe Meneses y Constanza Pelayo, entregaron a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) el informe técnico “Condición sanitaria del Centro Punta Redonda al momento del escape de peces”, en el marco del procedimiento sancionatorio en su contra por la fuga de 690.000 salmones en su operación de cultivo ubicada en Calbuco, región de Los Lagos.

De este modo, el informe técnico, elaborado por el médico veterinario Patricio Bustos, gerente general de ADL Diagnostic Chile, señala que antes del escape, el centro Punta Redonda contaba con 935.701 peces de la especie salmón Atlántico, en etapa de engorda, mantenidos en 10 jaulas.

Al momento del escape de peces, el centro Punta Redonda se encontraba calificado como “en vigilancia” para ISA y SRS. Asimismo, de acuerdo con Bustos, los peces habían sido vacunados contra cinco patógenos para prevenir y controlar la aparición de enfermedades infecciosas específicas, que son endémicas en Chile, como Vibriosis, Furunculosis, SRS, IPN e ISA.

En relación a Caligus, “al momento del escape de salmones el centro se encontraba categorizado en “alta vigilancia”, con una carga de hembras ovígeras de 0,53, no presentando riesgo de diseminación del parásito”, aseguró el profesional.

Asimismo, el gerente general de ADL Diagnostic Chile expuso según un informe técnico de Paola Guarda, médico veterinario responsable del centro de Mowi, la tasa de mortalidad acumulada ascendía a 4,03%, “cifra inferior a la Agrupación de Concesiones respectiva y una de las más bajas de la industria, dando cuenta de las buenas condiciones sanitarias de los peces de ese sitio”.

Específicamente, la mortalidad registrada y clasificada el 2 de julio, así como en la semana previa al escape de peces, “era bastante baja, con valores considerados dentro de los rangos normales, los cuales oscilan entre 0,01% a 0,02% diario o 0,07% a 0,14% semanal”, indicó Bustos.

Con ello, la salmonicultora señaló en su presentación a la SMA que “se descarta un eventual efecto asociado a transmisión de enfermedades a peces silvestres” a través de ejemplares escapados.

Tratamiento terapéutico

Tomando en cuenta la bitácora veterinaria del centro Punta Redonda, el último tratamiento terapéutico al que fueron sometidos los peces de tres jaulas tuvo que ver con florfenicol, y el proceso se extendió entre el 23 de junio y el 4 de julio de 2018, detalló el profesional.

La jornada anterior al escape, esto es el 4 de julio de 2018, “había finalizado el tratamiento a 281.000 salmones, por un total de 12 días, lo que es un tiempo apropiado. La terapia fue exitosa porque los peces se encontraban en buen estado de salud”, recalcó el gerente general de ADL Diagnostic Chile.

Bustos puntualizó además que “Florfenicol se elimina rápido del organismo, ya que al tercer día post finalización de la terapia se genera una fuerte caída de la concentración de residuos del pez, quedando por eliminar trazas en las siguientes semanas”.

Para leer el informe técnico, haga click aquí.

Lea también: