Skip to main content
Actualmente, hay tres centros de cultivo de la empresa Ballangen Sjøfarm afectados por la proliferación de microalgas. Foto: Ballangen Sjøfarm AS.
Actualmente, hay tres centros de cultivo de la empresa Ballangen Sjøfarm afectados por la proliferación de microalgas. Foto: Ballangen Sjøfarm AS.

Noruega: Las mortalidades asociadas al bloom comenzaron la semana pasada en los centros de la empresa Ballangen Sjøfarm, sin embargo, ahora hay varias compañias afectadas.

Ayer se supo que varias empresas en el Norte de Noruega están presentando mortalidades asociadas a un evento de proliferación masiva de microalgas.

Al respecto, Otto Andreassen de la Dirección de Pesca Noruega informó a Kyst.no, medio asociado a Salmonexpert, que existen mortalidades importantes en las empresas Northern Light Salmon, Sørrelnesfisk, Salaks y Gratanglaks ubicadas también en el norte del país nórdico.

"El manejo de las mortalidades masivas puede ser un desafío, pero nuestra impresión es que los salmonicultores trabajan bien y sistemáticamente, por lo que tienen un buen control de la situación", señala.

Además, agrega que la Dirección de Pesca está intentando mantenerse informado al rubro sobre el desarrollo de las microalgas, y al mismo tiempo orientar a los criadores más al norte sobre el problema.

“Los mantendremos al tanto de si el problema es la retirada o el aumento de las mortalidades, y también tendremos una discusión para adquirir experiencia necesaria en campo”.

Ni los salmonicultores ni la Dirección de Pesca  de Noruegatienen consciencia de la cantidad de peces que han muerto en las jaulas.

Comienzo identificado

Andreassen también explica que la floración de microalgas comenzó en Ballangen en la provincia de Nordland la semana pasada, mientras que la Dirección de Pesca de Noruega recibió ayer los primeros informes de South Troms.

Ottar Bakke, gerente general de Balangen Sjøfarm, confirma a Kyst.no que observaron mortalidades en las jaulas el fin de semana pasado. Agrega que hay tres centros diferentes que están afectados: Tortenneset, Kvernes y Jevik.

“Es exigente, y la situación no está clara en este momento. Tenemos barcos de ensilaje que están dentro y cuidan los peces. Estamos en un proceso continuo y comprobamos que no tenemos más peces muertos en las jaulas, dice.

El objetivo por el momento es manejar todo en las instalaciones afectadas por Bakke.