Saltar al contenido principal

Nova Austral explica mortalidad de 4,8 millones de smolts por intoxicación

Piscicultura de Nova Austral. Foto: Nova Austral.
Piscicultura de Nova Austral. Foto: Nova Austral.

Chile: La salmonicultora, que incrementó sus pérdidas a US$79,5 millones en 2020, aseguró que hoy está trabajando para que no ocurran más eventos negativos en su piscicultura.

Nova Austral reportó sus resultados al cuarto trimestre de 2020, en la Bolsa de Oslo, Noruega. Allí, dio a conocer que aumentó sus pérdidas durante el año pasado hasta US$79,5 millones, con un EBIT negativo por US$29,4 millones, donde eso sí, las ventas se incrementaron 10% registrando un total de US$142,6 millones en el período por mayores volúmenes comercializados pese a las restricciones del coronavirus. 

Explicando lo anterior, la salmonicultora indicó al mercado que “después del refinanciamiento de bonos, el directorio y la administración están trabajando en estrecha colaboración para administrar el flujo de efectivo para 2021 y 2022. Con un aumento de existencias en 2021, la compañía estará en una mejor posición para volver a un flujo de efectivo positivo en los próximos años. También creemos que el entorno político después de covid-19 será de apoyo para la industria en general y nuestro plan de desarrollo a largo plazo para la empresa”.

“La pandemia de covid-19 es un desafío. Estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para asegurar a nuestros empleados y mantener la cadena de suministro de alimentos junto con los clientes principales. Los precios del salmón se vieron muy afectados durante 2020 y esperamos que la nueva vacuna ayude a la industria a recuperar parte del negocio perdido durante este año. Con los volúmenes de cosecha reducidos estimados de Chile en 2021, también vemos algunas señales de recuperación en los precios de mercado en el futuro”, sostuvieron desde la compañía.

Intoxicación

Además de esto, la firma admitió que las operaciones en su piscicultura tuvieron un revés durante el cuarto trimestre de 2020. Debido a la intoxicación de peces en cuatro de los ocho departamentos, “perdimos smolts destinados a siembra en el primer semestre de 2021. La gerencia y los asesores externos están trabajando para evitar que esto vuelva a suceder”.

Ello se produjo a través de tres eventos de mortalidad, significando la pérdida de 4,8 millones de smolts, por intoxicación, con un costo para Nova Austral de US$3,8 millones, lo cual es cubierto por seguros. “La planta de incubación está funcionando con normalidad y esperamos tener el próximo lote listo para su entrega en abril de 2021”.

Asimismo, las operaciones de riesgo compartido en Skyring entre Nova Austral y Salmones Austral tuvieron un revés debido a la detección de ISA en algunas de las jaulas: “Esperamos que el próximo sitio de la empresa conjunta se almacene en marzo/abril. También estamos satisfechos con el acuerdo de dos nuevos centros que serán operados por nosotros durante dos ciclos, a partir de marzo de 2021”. 

A causa de estos negativos eventos, la producción estimada por Nova Austral para 2021 llega a las 11 mil-13 mil toneladas -que incluye cuatro centros de cultivo, dos del joint venture con Salmones Austral y dos arrendados a Australis Seafoods-, una baja en comparación a las 15 mil toneladas que se alcanzaron en el 2020.

Con todo, los fondos de inversión que controlan a Nova Austral, Altor y Bain Capital, mostraron su compromiso de seguir apoyando a la salmonicultora que opera en la región de Magallanes.

Lea también: