Skip to main content

Promedian valor del dólar al cierre de año en $ 718

Chile: La volatilidad de la divisa se mantendría el primer semestre y a fin de año se estabilizaría con un sesgo apreciativo frente al peso.

El dólar se ha encarrilado en una montaña rusa difícil de predecir. Desde agosto del año pasado que el tipo de cambio está viviendo una marcada volatilidad, según informó El Mercurio.

Este año la moneda del país norteamericano no ha logrado estabilizarse y ha pasado por niveles de $ 730 (el 18 de enero) hasta un piso en lo que va de año de $ 692, que se obtuvo durante la semana pasada. Si se amplía un poco el horizonte, se tiene que el pasado 18 de mayo, la divisa llegó a estar en $ 597.

Con todo este panorama, es difícil para agentes del mercado apuntar a sus inversiones y distribuir sus portafolios nacionales e internacionales. Misma incertidumbre corren las personas que salen de vacaciones fuera de Chile o para aquellos que importan o exportan bienes.

Lo que viene

Frente a esta volatilidad del tipo de cambio, 23 departamentos de investigación y bancos de inversión nacionales e internacionales se atreven a revelar sus proyecciones para el dólar en relación al peso chileno para fin de año. El promedio resultante de todas las visiones, arroja un dólar a $ 718.

Alvise Marino, FX strategist de Credit Suisse en Nueva York comentó a El Mercurio que hasta hace un par de días preveían que el tipo de cambio para Chile en el 2016 estaría en $ 770, pero ahora cambiaron su expectativa a $ 745, entre otras razones, "porque Chile está muy expuesto al efecto de la desaceleración de la demanda cuprífera de China".

En BCI comentaron que el peso chileno continúa apreciándose levemente ante una moderación en la percepción de riesgos para economías emergentes. Mantienen una visión de un tipo de cambio local en $ 680 a fines del 2016, basada en que el espacio de apreciación para el peso comienza a acotarse para el corto plazo ante un escenario externo con importantes fuentes de riesgo. Destacaron las decisiones de política monetaria por parte del BCE y la Reserva Federal y las nuevas dudas respecto del mercado financiero en China, situación que mantendría un sentimiento de mercado pesimista para economías emergentes.

En tanto, en Euroamerica explicaron que la recuperación del precio del cobre y retorno del apetito por riesgo llevan al tipo de cambio bajo los $ 700. Creen que, dada la actual coyuntura y la fragilidad de la recuperación del precio de los commodities (petróleo), es altamente probable que el peso vuelva a debilitarse al rango de $ 710 en el corto plazo. En cambio, con un horizonte de 12 meses, ven al dólar en $ 720.

El mismo precio que Euroamerica espera Santander. Camilo Vio, economista del banco, comenta que esto se basa principalmente en un precio del cobre promedio de US$ 2,15 por libra, y una recuperación del precio del petróleo a lo largo del año. Explicó que habrá volatilidad del tipo de cambio en el primer semestre, lo que se moderará para la segunda parte del año.

En Banchile Inversiones expresaron que, a pesar de este cuadro apreciativo para el peso en el corto plazo, "al cierre del 2016 veríamos un tipo de cambio en torno a los $ 715", dijo Felipe Guzmán, economista de la firma. El ejecutivo detalla que ese nivel se lograría por las casi seguras alzas de tasas de EE.UU., tensiones en la banca europea y el proceso de reformas que está atravesando China. Por el frente interno, dice que incidirá la perspectiva que tienen para el crecimiento del PIB para este año de 1,5%, lo que añadiría una nueva presión depreciativa sobre nuestra moneda.

Dos extremos distintos se observan con las opiniones de Banmerchant Capital y Fynsa. El asesor externo de la primera firma, Juan Muzard, recalcó que "los agentes volverán a concentrarse en el alza de tasa en Estados Unidos, en los malos datos económicos locales, los riesgos de China y la alta exposición que la banca europea mantiene en derivados del sector energía. Esto presionará a que el peso vuelva a depreciarse en búsqueda de los $ 712-$ 730, para posteriormente tender hacia un equilibrio situado en $ 690 a fin de año".

Gustavo Gallardo, CMT y operador senior de Fynsa observó que el dólar "mantendrá la tendencia alcista de largo plazo mientras no corte a la baja niveles aproximados de $ 670. En ese sentido vemos como objetivo la zona de $ 760".