Saltar al contenido principal
Acciones de fiscalización tras el escape de salmones desde el centro Playa Maqui. Foto: Sernapesca.
Acciones de fiscalización tras el escape de salmones desde el centro Playa Maqui. Foto: Sernapesca.

Chile: La investigadora Doris Soto advierte que, en el Lago Llanquihue, existe una fauna de peces única que sería afectada con escapes como el de centro Playa Maqui, que habría sido un acto vandálico.

Durante la madrugada de este domingo, se constató la manipulación y posterior rotura de tres de las siete jaulas del centro Playa Maqui de Salmones Camanchaca, lo que produjo la liberación de más de 90.000 peces en el Lago Llanquihue. 

La existencia de cortes lineales en las redes de nylon no dejó dudas a la empresa sobre la acción deliberada de terceros en este daño, por lo que presentó dos denuncias y una querella, iniciándose la investigación del Ministerio Público. Paralelamente, la compañía recaptura los ejemplares fugados, alcanzando aproximadamente 15.000 recuperados.

Al respecto, la investigadora del Centro Incar, Doris Soto, manifiesta a Salmonexpert que el Lago Llanquihue tiene un grupo de salmonídeos que viene de escapes anteriores, “y el problema es que existe una fauna de peces bastante única que puede ser afectada con esta y otras fugas, así que es bueno realizar un buen estudio para evaluar la situación de los ejemplares nativos e introducidos y si se tiene que establecer una medida de manejo al respecto”. 

En ese sentido, la Dra. Soto revela que el Centro Incar junto con Invasal, están presentando una propuesta de un protocolo para la recaptura y monitoreo de los salmones que no son recuperados (ver recuadro al final de la página), “hasta mostrar que la población escapada ha ido decayendo, ya sea por pesca, consumo de lobos marinos, mortalidad o porque simplemente se dirigió a otro lugar”.

Doris Soto, investigadora del Centro Incar. Foto: Centro Incar.
Doris Soto, investigadora del Centro Incar. Foto: Centro Incar.

Al mismo tiempo, la investigadora del Centro Incar señala que la propuesta incluye un monitoreo permanente referente a la presencia y abundancia de peces en vida libre, en los ecosistemas donde se cultivan, con la estimación de los efectos de los escapes. “Por ejemplo, no se tiene que descartar que los salmones fugados puedan subir por los ríos y reproducirse”.

Mientras que desde Sernapesca admiten a Salmonexpert que “todavía no se puede precisar con total certeza la causa del evento ocurrido en el centro Playa Maqui, está en proceso de investigación. Sin embargo, la eventual intervención intencional de terceros en este hecho, es materia de investigación policial, dado que en tal caso se estaría en presencia de posibles delitos”.

Igualmente, apunta Sernapesca, “por el momento no se pueden precisar los efectos ambientales de este evento, desde el punto de vista legal, se presume que existe daño ambiental si el titular del centro no recaptura el 10% de los ejemplares escapados en el plazo de 30 días. Sin embargo, es una presunción, por lo cual admite que se acredite que no se produjo daño”.

Recomendaciones mínimas para la recaptura y seguimiento de un escape de salmonídeos de cultivo

Durante la jornada de ayer, Incar e Invasal lanzaron un nuevo documento que pretende entregar conocimiento general sobre escapes de peces en Chile, además de contribuir a la generación de procedimientos formales por parte de la institucionalidad pública, en relación con las medidas de contingencia que se deben realizar frente a un escape de salmones. El material contempla una elaboración de antecedentes, seguida por una propuesta de monitoreo y seguimiento, como también el desarrollo de metodologías que pueden facilitar la interpretación de información recolectada en el proceso de recaptura. 

Por ende, si se probara que hubo intervención directa de terceros en el escape, “sería un elemento que podría exculpar de responsabilidad a Salmones Camanchaca, siempre y cuando la empresa haya dado cumplimiento a todas las exigencias de la normativa”, afirma Sernapesca.

“Por supuesto que Sernapesca ve con preocupación que se produzcan estos eventos, y la implicancia que pueden tener en el medio ambiente. Como Servicio estamos fortaleciendo nuestro sistema de fiscalización ante estos eventos con el uso de tecnologías como son imágenes satelitales, ROV, así como monitoreando en terreno las acciones de recaptura y los plazos establecidos en la normativa vigente, y de no cumplirse con lo establecido efectuamos las denuncias pertinentes”, detallan desde la autoridad sectorial.

Lea también: