Skip to main content

Salmón chileno no pagará aranceles en países Asia-Pacífico

Imagen referencial de salmón chileno. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de salmón chileno. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El acuerdo compromete a Australia, Brunéi Darussalam, Canadá, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam y Chile.

Un nuevo e importante paso dio el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CP-TPP) al ser aprobado esta semana en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, quedando con ello en posibilidad de pasar a tratamiento a la Sala de la Corporación.

El acuerdo, que comprende un mercado de 498 millones de personas y que reúne a 11 países del Asia-Pacífico, fue presentado a los legisladores por los ministros de Hacienda, Felipe Larraín, y de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, junto a sus equipos directos y representantes de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcom) de la cancillería.

El ministro Larraín explicó que, si bien Chile tiene tratados bilaterales con todos los países miembros, estos contienen excepciones y productos con acceso limitado. Remarcó en dicho plano que más de 3.000 productos excluidos o con acceso limitado se verán beneficiados por el CP-TPP, citando como ejemplo el caso de Japón, donde se otorgan beneficios a 1.065 productos adicionales entre los que se incluyen moluscos y cangrejos, pollos, leche en polvo y mermeladas de fruta.

Lo mismo ocurre en el caso de Vietnam (1.022 productos adicionales), Malasia (667), Canadá (100) y México (80).

Informó que, en el caso de las naranjas chilenas, se rebajará en ocho años a arancel 0%, de una tasa actual que hoy Japón impone de 16% a 32%, según la fecha de importación. En el caso del salmón y de la uva fresca chilena, a 10 años plazo, no pagarán aranceles en ninguno de los países del CP-TPP, mientras que el vino embotellado se sumará a dicha tasa en un plazo de 16 años.

El ministro Ampuero resaltó a los diputados la perspectiva política de este acuerdo suscrito en Santiago el 8 de marzo de 2018, en los días finales del gobierno de Michelle Bachelet, y que compromete a Australia, Brunéi Darussalam, Canadá, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam y Chile.