Saltar al contenido principal
Centro Experimental Quillaipe. Foto: Fundación Chile.
Centro Experimental Quillaipe. Foto: Fundación Chile.

Chile: La empresa de Vitapro asegura que esta compra “abre la posibilidad de realizar investigación conjunta con clientes y proveedores en la búsqueda de mejoras nutricionales y sanitarias”.

Fundación Chile puso fin a más de dos décadas de investigación y desarrollos innovadores en la acuicultura del sur del país, con la venta del Centro Experimental Quillaipe y su unidad de negocios Aquadvise a Salmofood, unidad que se ubica estratégicamente en Puerto Montt y que durante este tiempo, incluyó proyectos vinculados a la sustentabilidad de la salmonicultura, que se combinaron con los que apuntaron al cultivo de moluscos y peces de aguas frías. 

Este importante polo de investigación y desarrollo al servicio de la industria acuícola, según se dio a conocer a Salmonexpert, seguirá funcionando a través de Vitapro Chile y su marca Salmofood, “empresa experta en soluciones nutricionales para el sector. De esta manera, Fundación Chile, cumple con su primer interés de legar las capacidades e impacto en el territorio”.

La organización realizará un acompañamiento estratégico y también de transferencia al equipo de Salmofood, empresa elaboradora de alimentos para la salmonicultura que continuará potenciando las capacidades de la industria acuícola.

Marcos Kulka, gerente general de Fundación Chile, aseveró que la organización “cumplió una etapa que fue fundamental para el desarrollo de la acuicultura chilena en la zona austral que, entre otras cosas, permitió que el salmón se convirtiera en unos de los principales productos de exportación y en un clúster de talla mundial. Hemos acompañado a la industria en cada uno de los desafíos que se han presentado en este largo recorrido: junto con el desarrollo de una nueva industria, hemos generado diversos empleos, fomentado las capacidades de innovación y tecnología, y en última instancia hemos promovido el desarrollo regional y un mejor bienestar para su sociedad. Hoy las capacidades quedan en la región junto a Salmofood que, sin duda, lo potenciará aún más. Nuestra tarea ahora es el desarrollo de la acuicultura del norte”.

Ian Lozano, gerente general de Vitapro Chile. Foto: Salmofood.
Ian Lozano, gerente general de Vitapro Chile. Foto: Salmofood.

La relación entre Fundación Chile y Salmofood se nutre de una importante historia de colaboración y apoyo para la búsqueda de soluciones y desarrollo sustentable que beneficie a la industria acuícola. Así nació el Centro de Investigación Acuícola (CEA) de Salmofood, el mismo que fue ampliado por la empresa en el 2018 como parte de la estrategia de crecimiento e inversión en innovación, investigación y desarrollo de la compañía. Este nuevo hito con la adquisición del CEA de Quillaipe a Fundación Chile busca afianzar afianza la confianza y espíritu de colaboración entre ambas partes. 

“Esta adquisición es fundamental para Salmofood, ya que consolida el potencial de nuestro Centro Experimental Acuícola y nos permite continuar desarrollando investigación propia y colaborativa”, comentó Ian Lozano, gerente general de Vitapro Chile. 

Marcos Kulka, gerente general de Fundación Chile. Foto: Salmonexpert.
Marcos Kulka, gerente general de Fundación Chile. Foto: Salmonexpert.

Asimismo, Kulka sostuvo que “la operación incluye sólo el Centro Quillaipe y Aquadvise, Fundación Chile continua a través del Centro Acuícola Tongoy trabajando por la diversificación acuícola y concentrando aún más los esfuerzos por el desarrollo de la acuicultura del norte del país. Los espacios en esa zona de Chile no han sido plenamente ocupados por el sector privado, y en ese sentido, concentraremos los esfuerzos en el sector cumpliendo nuestra misión de habilitar nuevos sectores para el desarrollo de Chile”.  

El legado de Fundación Chile

Fundación Chile ha sido la entidad con mayor escalamiento de iniciativas del sector acuícola en el país, con más de 50 proyectos de desarrollo y una veintena de especies hidrobiológicas abordadas. Desde su creación, la institución ha llevado a cabo actividades tendientes a la introducción, desarrollo y transferencia de tecnologías para el cultivo de especies acuáticas, siempre bajo el objetivo de que éstas sean escalables, tanto productiva como comercialmente. 

Entre las especies que han tenido un escalamiento exitoso están el salmón y el abalón rojo, así como la puesta en marcha comercial del hirame y del turbot. Asimismo, ha sido un actor clave en I+D para la merluza austral, el róbalo, la corvina, la seriola, el halibut, el congrio dorado, el catfish, el esturión blanco, la almeja y la navaja, entre otras.

“Cabe destacar que estamos finalizando 10 años de desarrollo del Programa de Diversificación de la Acuicultura Chilena de Corvina Nativa de Cultivo (PDACH), el cual seguirá avanzando hasta 2022 con el proyecto, preparándose para generar un ecosistema productivo y comercial que le permita llegar a los consumidores de Chile y el mundo”, afirmó el gerente general de Fundación Chile.

En tanto, Kulka recalcó que el Centro Experimental Quillaipe es 100% de propiedad privada, “por lo que no caería como bien público. Aquellos proyectos que fueron financiados a través de recursos que tenían como objetivo lograr un bien público, o fueron ejecutados e implementados a la fecha de hoy, lograron un alto impacto o fueron trasladados al norte del país a nuestro centro de Tongoy pues tenía más sentido ejecutarlos desde allá por las condiciones de su entorno natural (con mayores temperaturas en el agua). Además, la Fundación Chile aportó de su propio patrimonio recursos significativos a lo largo del tiempo para armar y desarrollar el Centro Experimental de Quillaipe”.

“La adquisición del Centro Experimental Quillaipe de Fundación Chile sienta un nuevo logro para Salmofood y abre la posibilidad a realizar investigación conjunta tanto con clientes como con proveedores en la búsqueda de mejoras nutricionales y sanitarias”, destacaron desde la empresa.

Lea también: