Saltar al contenido principal

“Salmón chileno no tendrá dificultades para retomar participación en EE. UU.”

Sebastián Goycoolea, CEO de BluGlacier.
Sebastián Goycoolea, CEO de BluGlacier.

Chile: Sebastián Goycoolea, CEO de la alianza estratégica entre las firmas Blumar y Ventisqueros llamada BluGlacier, afirmó a Salmonexpert que los productores nacionales recuperarán el terreno perdido por el bloom de algas, que ha sido tomado por Noruega.

La menor oferta de salmón chileno a raíz del bloom de algas provocó que la industria noruega aproveche la situación y crezca en el mercado estadounidense, que es el más importante para el país. Las empresas de origen nórdico han expandido fuertemente sus envíos a EE. UU. en lo que va del año 2017, en comparación a igual período de 2016, mientras que las compañías de capitales nacionales disminuyeron su participación en ese país, aunque siguen siendo por lejos las principales abastecedoras del producto en tierras norteamericanas.

Sebastián Goycoolea, CEO de la alianza estratégica entre las firmas Blumar y Ventisqueros llamada BluGlacier, detalló a Salmonexpert cómo está compitiendo hoy Noruega en EE. UU. y afirmó que los productores chilenos recuperarán el terreno perdido en este mercado norteamericano, que les hizo bajar de 60% de participación al 50% actual.

 

-¿Qué porcentaje del mercado de EE. UU. tiene hoy el salmón chileno? ¿La cifra ha bajado, subido o mantenido en el último tiempo?

Chile tiene una participación cercana al 50% del volumen de salmón en EE. UU., esta cifra ha bajado respecto a años anteriores -cuando llegó al 60%- alineado con la menor disponibilidad generada en el país después del bloom de algas, lo que se tradujo en fuertes alzas de precios haciendo atractivo para las empresas europeas enviar más producto fresco al mercado estadounidense, lo anterior junto a un tipo de cambio favorable para las compañías del viejo continente.

Pero creo que Chile no debiese tener mayores dificultades para retomar su participación en este mercado norteamericano, ya que es su destino natural de exportación como para Noruega lo es la Comunidad Europea.

 

-¿Es cierto que el salmón noruego está inyectando más competencia en EE. UU., sobre todo en retailers? ¿Cómo ha afectado eso al producto chileno?

Solamente algunos retailers puntuales han incorporado al salmón noruego como una alternativa para sus consumidores, pero no considero sea una gran amenaza para la competitividad del salmón de Chile. El producto que llega de Europa entra con un precio muy superior al que viene de del país para un segmento del mercado minoritario que está dispuesto a pagar ese Premium por el origen.

 

-¿De qué forma está enfrentando el salmón chileno esta mayor competencia noruega en EE. UU.?

El salmón chileno compite muy bien en EE. UU. con un producto muy consistente en calidad y disponibilidad durante todo el año. Considero que los empresarios chilenos ante una menor cantidad para comercializar privilegian mantener la oferta en este mercado debido a su tamaño y al crecimiento en consumo que ha experimentado en el último tiempo.

Pienso, eso sí, que el país tiene espacio para desarrollar algún tipo de campaña para reforzar los atributos del origen chileno y espero pueda materializar en un futuro cercano un proceso de largo plazo con este propósito (como se anunció en la Feria de Boston a inicios de 2017). En este último punto, Noruega claramente nos lleva una ventaja de varios años, donde han estado promocionando y difundiendo el origen de sus productos.