Saltar al contenido principal

Salmonicultores transparentarán su impacto climático y comprometen mejoras

Gerardo Balbontín, copresidente del GSI y gerente general de Blumar. Foto: GSI.
Gerardo Balbontín, copresidente del GSI y gerente general de Blumar. Foto: GSI.

Chile: El copresidente del GSI, Gerardo Balbontín, manifiesta que uno de los grandes desafíos para tener peces saludables, es que la industria ayude a combatir el problema del plástico en el océano.

Hace algunos días, Global Salmon Initiative (GSI) anunció que está incorporando nuevos proyectos para abordar los desafíos globales en seguridad climática, alimentaria y nutricional, lo anterior, “con el fin de consolidar aún más a la industria salmonicultora como líder global en la producción de proteína sustentable y nutritiva”. Allí, las metodologías de economía circular y la dependencia de los plásticos se identificaron como las áreas en las que tendrían mayor impacto colectivamente.

En entrevista con Salmonexpert, Gerardo Balbontín, copresidente del GSI, afirma que “hay muchas formas de informar, pero el deseo de verse bien a veces pasa por alto la transparencia. Es por eso que hemos elegido trabajar con WWF para desarrollar un marco que sea práctico, confiable y transparente. Nuestro objetivo es que el marco incluya a todos los miembros de GSI, miembros asociados, y ojalá a lo largo del tiempo, a toda la industria del salmón”. 

Para el también gerente general de Blumar “esto no sólo nos proporcionará datos individuales para informar, sino también datos de impacto climático a nivel de la industria salmonicultora y de la cadena de suministro, lo cual es increíblemente importante a medida que trabajamos para apoyar sistemas alimentarios sostenibles y continuamos mostrando una huella climática preferencial de los salmones de cultivo”.

¿Por qué es tan importante incluir informes de impacto climático de la industria salmonicultora y de su cadena de abastecimiento?
Los expertos mundiales han confirmado que la producción de alimentos es principal contribuyente al cambio climático, y aunque el cultivo de salmón ya es uno de los contribuyentes más bajos de todas las proteínas animales, el impacto climático será un elemento crítico del suministro de alimentos en el futuro, por lo que es algo que debemos seguir trabajando proactivamente. 

También creemos que, al desarrollar un marco para informar este impacto en todo el proceso de producción y la cadena de suministro, no solamente podremos mostrar nuestro desempeño, sino también identificar dónde se necesitan mejoras y utilizar nuestro conocimiento colectivo con el fin de acelerar las innovaciones y garantizar que el cultivo de salmón siga siendo una opción amigable con el clima, sostenible y saludable.

¿Cómo establecerán en la práctica fomento al uso responsable del plástico y al desarrollo de metodologías de economía circular?
Está claro que ninguno de estos temas se resolverá con una sola iniciativa, pero sí mediante una colección de ideas, y dentro del GSI tenemos acceso a una gran red de grandes ideas: a través de intercambio de buenas prácticas entre los miembros, las regiones, los asociados que trabajan con el GSI, lo que nos permite identificar y compartir estas ideas y soluciones. De manera similar a cómo hemos trabajado en nuestras otras áreas ASC y bioseguridad, utilizaremos este conjunto de recursos para identificar soluciones e implementarlas a buena velocidad y escala.

¿Cuáles son los desafíos de la industria del salmón en los aspectos de uso responsable del plástico y de economía circular? 
Hay dos desafíos o enfoques diferentes aquí. La primera es que, como en cualquier sector de producción, tenemos un impacto, ya sea que estemos utilizando algún tipo de plástico en nuestros envases, por lo que el desafío que nos planteamos es cómo podemos reducirlos, y qué podemos cambiar para minimizar nuestro impacto y hacernos más ecoeficientes. Y, en segundo lugar, y quizás lo más importante para nosotros, necesitamos ecosistemas oceánicos saludables para peces saludables, que es el éxito de nuestro negocio; por lo que es esencial que hagamos todo lo posible para ayudar a combatir el problema del plástico en los océanos.

¿Es hoy la industria del salmón y su cadena de abastecimiento un factor de impulso al cambio climático o bien, ha mejorado en ese sentido?
El cultivo de salmón tiene una de las huellas de carbono más bajas de todos los sectores de las proteínas animales, pero eso no es suficiente, y a medida que la industria crece y el mundo enfrenta tensiones cada vez mayores por el cambio climático, debemos seguir mejorando y asegurarnos de que el impacto sea el menor posible. A medida que nos volvemos más eficientes, podemos innovar y mejorar y, a su vez, esperamos ayudar a transferir algunos de nuestros conocimientos a otras áreas de la acuicultura, para garantizar que la acuicultura siga siendo un proveedor líder de alimentos saludables y sostenibles.

Lea también: