Saltar al contenido principal

Se aprueba proyecto que obliga a salmonicultoras a limpiar el fondo marino

Las empresas tendrán un plazo de dos años para presentar sus planes de recuperación de fondo marino respecto a los desechos orgánicos. Foto: Archivo Salmonexpert.
Las empresas tendrán un plazo de dos años para presentar sus planes de recuperación de fondo marino respecto a los desechos orgánicos. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Iniciativa propuesta por el parlamentario Gabriel Ascencio, expone que las empresas productoras tendrán un plazo máximo de seis meses para limpiar los desechos inorgánicos generados durante la operación de la concesión.

Según lo informado por diario El Llanquihue, el Congreso Nacional aprobó en su último trámite el proyecto de ley que busca hacer efectiva la responsabilidad de las empresas en la limpieza de los fondos marinos en las áreas de concesiones de acuicultura.

"El proyecto, que fue aprobado por la Cámara de Diputados y por el Senado, ha sido despachado al Presidente de la República para su promulgación y regula la disposición de los desechos orgánicos e inorgánicos producidos en la operación de la acuicultura, como el caso de la crianza de salmones en nuestra zona, con el fin de evitar la generación de contaminación y alteración de las aguas que luego derivan en muertes de peces o daños ambientales", explicó el diputado Gabriel Ascencio, parlamentario que presentó la iniciativa.

El proyecto de Ley expone que las empresas salmonicultoras deberán limpiar, en un plazo máximo de 6 meses, los desechos inorgánicos generados durante la operación de la concesión, “mientras que para los desechos orgánicos, como las fecas y alimentos de los peces, las empresas deberán implementar planes de recuperación de los fondos marinos y planes de investigación para mejorar los planes de recuperación y nuevos métodos de limpieza", agregó el parlamentario, quien explicó que en este último caso, las empresas tienen un plazo de dos años para presentar sus planes de recuperación.

El proyecto tiene sanciones que van desde la suspensión de la operación por dos años y la caducidad de la concesión en caso de reiterarse la falta.

Cabe recordar que la iniciativa impone al concesionario la obligación de mantener la limpieza y el equilibrio ecológico de la zona concedida, cuya alteración tenga como causa la actividad acuícola, de conformidad con los reglamentos, y así dar cumplimiento a la conservación y el uso sustentable de los recursos hidrobiológicos, mediante la aplicación del enfoque precautorio, de un enfoque ecosistémico en la regulación pesquera y la salvaguarda de los ecosistemas marinos en que existan esos recursos.

Lea también: