Saltar al contenido principal

Chile: Durante fiscalización en el sector de Panitao Bajo se constató riesgos eléctricos, trabajo inseguro en altura y otras deficiencias cometidas por una firma contratista que presta servicios a la industria acuícola. 

Una suspensión temporal de labores hasta que se corrijan las infracciones detectadas aplicó este martes la Dirección del Trabajo a parte de las instalaciones de un astillero de la zona de Panitao Bajo, comuna de Puerto Montt.

“Las deficiencias consideradas gravísimas fueron detectadas en una fiscalización al astillero realizada por la Inspección Provincial del Trabajo, cuyo equipo fue encabezado por el director regional Mauro González”, detallaron desde la Dirección del Trabajo Mediante un comunicado de prensa. 

La empresa propietaria del astillero -Inversiones B y C S.A.- está dedicada a construir y mantener artefactos navales y embarcaciones que prestan servicios a la industria acuícola y mantenía en sus instalaciones a cerca de 80 trabajadores, tanto propios como de las firmas contratistas que allí funcionan.

“Esta fiscalización la realizamos respaldados en las normas laborales de higiene y seguridad para verificar medidas preventivas contra los contagios por covid-19, pero durante el recorrido constatamos serias deficiencias estructurales que exponían a serios riesgos inmediatos a los trabajadores, por lo que debimos suspender las labores en el sector donde se están construyendo instalaciones anexas a cargo de firmas contratistas”, expresó González.

En materias de higiene y seguridad la Dirección del Trabajo fiscaliza respaldada en el artículo 184 del Código del Trabajo, que obliga al empleador a proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores. Imagen: DT.
En materias de higiene y seguridad la Dirección del Trabajo fiscaliza respaldada en el artículo 184 del Código del Trabajo, que obliga al empleador a proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores. Imagen: DT.

Infracciones

“Las deficiencias afectaban la construcción de un galpón donde se desarrollaban labores riesgosas en altura y las instalaciones eléctricas no cumplían las normas de la Superintendencia de Electricidad y Combustible. Tampoco había señalización visible y permanente que obligase al uso permanente de elementos de protección personal y no se estaba cumpliendo con las medidas dispuestas por la autoridad sanitaria contra el covid-19”, detallaron desde el organismo gubernamental.

La autoridad recordó que la suspensión se mantendrá hasta que la mutual de seguridad a la que está afiliada la empresa afectada acredite la corrección de las infracciones constatadas.