Saltar al contenido principal
Foto referencial Centro de Cultivo. Fuente: Daniella Balin, Salmonexpert.
Foto referencial Centro de Cultivo. Fuente: Daniella Balin, Salmonexpert.

Chile: En estado de calificación se encuentra la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada ante el Servicio de Evaluación Ambiental para la construcción de un centro de engorda de salmonídeos, en la comuna de Río Verde, Región de Magallanes.

Recientemente, a evaluación de impacto ambiental, se presentó el DIA del proyecto “Centro de engorda de salmonídeos, Seno Skyring sector este Caleta Garay, comuna de Río Verde, Región de Magallanes y Antártica chilena”, iniciativa de la empresa Trusal y que contempla una inversión de US$ 2,5 millones.

El proyecto pretende obtener una producción máxima de 5.000 ton/año, lo que se hará a partir de smolts de hasta 120 grs. aproximadamente. Esta iniciativa considerará producciones con un ciclo estimado de 23 meses, incluido los meses de cosecha. La infraestructura de apoyo al cultivo de salmónidos contará con 24 balsas jaula cuadradas de 30 metros x 30 metros x 17 metros de profundidad. El proyecto señala que el tipo de estructuras podría variar con cada ciclo productivo, dependiendo de las condiciones operativas y/o productivas.

El centro de engorda de salmones desarrollará todas sus actividades de cultivo y mantendrá sus instalaciones exclusivamente en el mar, consistentes en un pontón con habitabilidad para 20 personas, oficina, bodegas, estanque de agua, plataforma de ensilaje, sistema particular de agua potable y planta de tratamiento de aguas servidas (PTAS) y un generador de electricidad.

El acceso al centro se realizará por vía marítima para las actividades de carga y descarga, así como para el traslado de las estructuras flotantes y sistemas de fondeos con las que contará el centro durante su fase de construcción. Por las mismas vías se realizará todo el movimiento de abastecimiento de insumos durante su fase de operación.

Finalmente, la etapa de cosecha será de 3 meses y se realizarán una vez que se alcance el peso promedio de 4,5 kg aproximadamente. Durante la cosecha entrarán a una etapa sin alimentación, realizando la cosecha de manera tradicional, evitando derramar sangre y otros desechos al agua, o bien en wellboats cerrados con bombeo directo a planta.

Complementario a lo anterior, la empresa mantendrá equipos de vanguardia en el centro de cultivo para que las faenas operacionales sean más eficientes, cuidando la calidad de las aguas y entorno próximo. La tecnología implementada se orienta a sistemas computacionales que permiten una alimentación simultánea en todas sus unidades de cultivo, reduciendo la pérdida de alimento.

Lea la ficha del proyecto en el SEA