Saltar al contenido principal
Proyecto de Yadran contempla ampliar concesión. Foto: Yadran.
Proyecto de Yadran contempla ampliar concesión. Foto: Yadran.

Chile: El proyecto busca ampliar superficie de la concesión actualmente otorgada a la salmonicultora en la región de Aysén, manteniendo la biomasa máxima de cultivo autorizada de 4.900 toneladas anuales.

Recientemente, la empresa Cultivos Yadran presentó ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), el proyecto consistente en una solicitud de construcción y operación de un centro de cultivo de salmones, ubicado en el sector del Canal Bynon, al sur de Isla Benjamín, comuna de Cisnes, región de Aysén.

El proyecto, cuyo valor asciende a US$5 millones, pretende obtener una calificación ambiental favorable, autorizando la ampliación de superficie de la concesión actualmente otorgada, pasando de 6 a 29 hectáreas, manteniendo la biomasa máxima de cultivo autorizada de 4.900 toneladas anuales, “lo que se hará a partir de smolts provenientes de pisciculturas de la empresa, o de terceros autorizados con un ciclo productivo estimado de 18 meses”, señala la compañía en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Para ello, el centro contempla el uso de dos configuraciones de balsas jaulas, la primera de 46 balsas de 30x30x15 metros y la segunda opción de módulos, correspondiente a 28 balsas de 40x40x15 metros. “Cabe destacar que se consideran dos configuraciones, ya que el tipo de estructuras podría variar con cada ciclo productivo, dependiendo de las condiciones operativas y/o productivas”, expresa la salmonicultora.

La DIA también detalla que el centro de salmones desarrollará todas sus actividades de cultivo y mantendrá sus instalaciones exclusivamente en el mar. Asimismo, las estructuras consisten en un pontón con habitabilidad, oficina, bodegas, sistema particular de agua y estanque de almacenamiento, plataforma de ensilaje, planta de tratamiento de aguas servidas y un generador de electricidad.

El acceso al centro se realizará por vía marítima para las actividades de carga y descarga, así como para el traslado de las estructuras flotantes y sistemas de fondeos con las que contará el centro durante su fase de construcción. Por las mismas vías se realizará todo el movimiento de abastecimiento de insumos durante su fase de operación.

Finalmente, se dará inicio a la etapa de cosecha una vez que se alcance el peso promedio aproximado de 4,5 kilos. Durante la cosecha respectiva, los peces entrarán a una etapa sin alimentación, realizando la cosecha con wellboats con destino a centro de acopio o planta.

La productora manifiesta por último, que la tecnología implementada se orienta a sistemas computacionales que permiten una alimentación automática en todas sus unidades de cultivo, junto con la implementación de cámaras submarinas para controlar la entrega de alimento y de esta forma controlar también la pérdida de alimento.

Lea también: