Imagen referencial de marina mercante. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de marina mercante. Foto: Archivo Salmonexpert.

Agitado ambiente laboral por proyecto que abre cabotaje marítimo en Chile

Chile: Organizaciones sindicales se están reuniendo con Gobierno y Congreso, para evitar que avance la iniciativa “que provocaría un incentivo perverso en términos de cambio de bandera de la flota nacional”.

Publicado

Retirar el proyecto que modifica la actual Ley de Fomento a la Marina Mercante, propuesta por el Gobierno anterior y que consideran arbitraria e inconsulta, solicitan al actual Gobierno y Legislativo, Organizaciones Sindicales representativas de la Marina Mercante Nacional y de Naves Especiales.

El planteamiento ya lo han hecho ante personeros como la ministra secretaria General de Gobierno, Camila Vallejo y el ministro General de la Presidencia, Giorgio Jackson, a través de sus jefes de Gabinete, según comunicado de prensa.

Los dirigentes Alejandro Tenorio, Siomma, Sindicato Interempresa de Oficiales Motoristas de la Marina Mercante Nacional; Juan Carlos Gonzalez, Siet, Sindicato Capitanes y Patrones de Pesca; Walter Sandoval, Siet Mar del Sur y Eric Riffo, Siomot, Sindicato Interempresa Oficiales Motoristas, están realizando intensas gestiones en la línea señalada. Incluyen una conversación con el presidente del Senado, Alvaro Elizalde, quien se comprometió a revisar el tema y apoyar las gestiones de los embarcados.

Lo expresado, de palabra y a través de documentos, a las Autoridades traduce: “la enorme preocupación existente en el mundo marítimo nacional, por los proyectos de ley que perjudican a la actividad en su conjunto”, indicaron los dirigentes.

Explicaron que los cambios que se promueven en el Proyecto Modifica a la actual Ley de Fomento a la Marina Mercante, provocan un incentivo perverso en términos de cambio de bandera de la flota nacional. “Si a esto sumamos la propuesta para el cambio del Artículo 14 de la Ley de Navegación, en donde se le quita la obligatoriedad de la nacionalidad chilena al personal embarcado, afectan a todo los trabajadores y trabajadoras embarcados, seremos los laborales quienes nos veremos gravemente dañados en nuestra estabilidad laboral”.

Reconocieron que si bien es cierto que, coyunturalmente, se vio disminuida la oferta laboral, “estas Organizaciones abrimos y estamos participando en una mesa de Trabajo con la Autoridad Marítima, hace más de un año, en donde hemos comprobado que muchos jóvenes chilenos y chilenas están interesados/as en abrirse un espacio en el mundo marítimo. Es así que en conjunto con la Autoridad Marítima se han tomado decisiones en el sentido de mejorar en términos administrativos el ingreso de jóvenes sin perder las cualidades técnicas que son necesarias para dinamizar el sector”.

Dejaron muy en claro que, tanto en esta materia, como otras relativas al sector, las determinaciones adoptadas a la fecha se han planteado sin el menor sesgo de género, a este rubro pueden ingresar, en igualdad de oportunidades tanto hombres como mujeres.

Aprovecharon la ocasión para recordar a las nuevas autoridades que “en materia pesquera creemos que es urgente corregir errores legislativos que afectaron seriamente a trabajadoras y trabajadores de Plantas de Proceso y Flota”.

En ese contexto manifestaron que los trabajadores  del país “estamos disponibles para aportar, desde nuestra experiencia participativa en Mesas de Trabajo Acuícolas y de Pesca, y una larga historia sindical de organizaciones con más de medio siglo de existencia”.

Tenorio, González, Riffo y Sandoval, resaltaron que una de las lecciones que les enseñó la crisis sanitaria mundial es que la Actividad Marítima es Esencial y Estratégica, por cuanto es imperativo mantener y agotar los medios para que las dotaciones de las naves con bandera chilena, sean conformadas por connacionales.