Chilenos perfeccionan técnica ecográfica para el diagnóstico temprano de nefrocalcinosis

En Chile la insidencia de la patología podría ir desde menos del 1% hasta un 30%, con distintos grados de severidad dependiendo de variables como la densidad, la calidad del agua, y el sistema de cultivo que se utilice, entre otros.
En Chile la insidencia de la patología podría ir desde menos del 1% hasta un 30%, con distintos grados de severidad dependiendo de variables como la densidad, la calidad del agua, y el sistema de cultivo que se utilice, entre otros.

Chile: Mediante ecografía, los expertos pueden detectar tempranamente la nefrocalcinosis en peces desde los 10-20 gramos con un alto grado de confiabilidad, y también establecer el nivel de severidad.

Publicado Actualizado

Los expertos de Econexus llevan varios años trabajando con la ultrasonografía en peces para aplicarla de manera industrial, primero a la selección de reproductores y sexaje de pre-smolts, y posteriormente identificando y correlacionando las características y condiciones de órganos internos con su comportamiento reproductivo y productivo.

Con la base de datos recopilada, comenzaron a realizar los primeros diagnósticos de anomalías desde peces juveniles hasta adultos, las que podían derivar a patologías y enfermedades futuras.

Así, actualmente llegaron al perfeccionamiento de la técnica ecográfica para poder detectar tempranamente la nefrocalcinosis en salmón Atlántico, salmón coho y trucha arcoíris desde los 10-20 gramos aproximadamente con un alto grado de confiabilidad.

Además, de acuerdo con lo informado por el Jefe Área Reproductores de Econexus, Héctor López, no sólo es posible indicar la zona del riñón afectada, sino que también establecer el nivel de severidad de la nefrocalcinosis, permitiéndole al productor la toma temprana de decisiones para asegurar la calidad interna de los smolts que ingresan a su ciclo de cultivo en mar, “sobre todo considerando el importante rol osmoregulatorio que desempeña el riñón en esta fase”.

“Pudimos ver que la nefrocalcinosis era cada vez era más recurrente en los procesos productivos, tanto en Chile como en otras productoras del mundo. Por eso apuntamos a identificar esta patología tempranamente desde juveniles, como una manera de solucionar la pérdida de rendimiento productivo, y mortalidad que afectaban y siguen afectando a ciertas poblaciones de salmónidos con la patología”, explica López.

Situación en Chile

Según los expertos de Econexus, el nivel de afección de la nefrocalcinosis en las poblaciones de cultivo que hemos diagnosticado es variable, pudiendo estar entre menos del 1% y tan graves como hasta un 30% de incidencia, con distintos grados de severidad dependiendo de variables como la densidad, la calidad del agua, y el sistema de cultivo que se utilice, entre otros.

“Si bien en Chile se ha descrito la nefrocalcinosis tanto en el trabajo de campo como en documentos científicos, solo en años recientes se ha iniciado el estudio sistemático de esta enfermedad. A diferencia de otros países como Noruega donde la nefrocalcinosis es una problemática predominante, creemos que en nuestra industria se ha esperado mucho para comenzar a analizar y aplicar tecnologías de diagnóstico temprano más eficientes para anomalías que hoy comienzan a mostrar mayor incidencia e impactos negativos”.

Según López, la nefrocalcinosis, aún en su grado leve, es una condición anómala que disminuye el bienestar animal y que puede contribuir potencialmente a la aparición de otras patologías secundarias, que pueden afectar aún a los peces sanos de la población.

Adicionalmente aquellos peces con anomalías internas generalmente tienen mayores probabilidades de adquirir otras patologías de transmisión horizontal en mar, constituyéndose en vectores que podrían haber sido separados en fase de agua dulce.

“Estudios científicos recientes plantean que smolts que evidencian nefrocalcinosis leve tienden a revertir en parte esta condición en mar y no así aquellos peces afectados por niveles de mayor severidad de esta anomalía, lo que hace especialmente importante no sólo identificarla tempranamente para evitar la aparición de fases más severas, sino que categorizarla para poder subsanar sus consecuencias, mediante la conformación de grupos con distinta calidad renal en poblaciones en que se diagnosticó la enfermedad en fases intermedias o avanzadas de la anomalía”, recalca el Jefe Área Reproductores de la empresa.

La compañía ya ha comenzado a realizar este tipo de diagnóstico en empresas de Chile, Norteamérica, Europa y Australia en salmones, además de cobia en Centroamérica.

Reproductores

Otro punto que destaca Héctor es que han detectado diferencias significativas en la calidad gonadal entre poblaciones de hembras de distintas especies de salmónidos afectadas por nefrocalcinosis en sus grados moderado y severo, comparadas con poblaciones que presentaron nefrocalcinosis leve o sin presencia de la enfermedad.

De estos grupos de peces, los más afectados por la patología (grados moderado y severo) fueron los que presentaron peor calidad gonadal, evidenciando principalmente también mayores porcentajes de incidencia y niveles de severidad de atresia folicular, asociado además a un desarrollo gonadal intermedio.

“Lo anterior justifica el hecho de que, si bien desde prácticamente el inicio de nuestra compañía se realizaban selecciones ecográficas considerando calidad de órganos internos, desde hace aproximadamente 7 años hemos logrado mejorar los protocolos de categorización que nos permiten incrementar la presión de selección en poblaciones que evidencien una menor calidad interna, buscando asegurar siempre una condición reproductiva óptima o lo más cercano a lo óptimo”, concluye López.

Categorización de la nefrocalcinosis.
Categorización de la nefrocalcinosis.