Saltar al contenido principal

“Acuicultura oceánica en EE.UU aún no considera áreas aptas para salmón”

El Dr. Benetti se desempeña como docente en la Universidad de Miami. Imagen: Daniel Benetti.
El Dr. Benetti se desempeña como docente en la Universidad de Miami. Imagen: Daniel Benetti.

Estados Unidos: El Dr. Daniel Benetti afirma que, por el momento, la puesta en marcha de la salmonicultura oceánica en el país norteamericano solamente es factible en cinco de sus Estados.

Durante las jornadas del 14, 15 y 16 de octubre, se dictará desde Chile el “Taller Internacional de Acuicultura en Zonas de Alta Energía”, enfocado en dar a conocer los más recientes avances asociados a este concepto.

La instancia es organizada por el PEM Salmón Sustentable, el Programa InnovaOceanica y el Programa para el desarrollo Tecnológico de la Acuicultura Oceánica Chile 2024, cuenta con el apoyo de Corfo y con Salmonexpert como media partner.

El Dr. Daniel Benetti, profesor y director de Acuicultura de la Universidad de Miami y especialista en estudios de medioambiente aplicados en acuicultura oceánica, dirigirá una de las presentaciones del encuentro digital, enfocada en el desarrollo de acuicultura oceánica en Norteamérica y su regulación.

En este contexto, se destaca que mayo de este año, el presidente estadounidense Donald Trump emitió una Orden Ejecutiva que establece un plazo de un año para identificar áreas geográficas que contienen ubicaciones adecuadas para desarrollar la acuicultura comercial en alta mar en EE.UU.

El especialista acuícola describe que este trabajo avanza bien, aunque las dos áreas elegidas como las primeras Áreas de Oportunidad para la Acuicultura no son aptas para el salmón: “Las áreas están en el Golfo de México cerca de Florida y frente a la costa de California, ambas demasiado cálidas para el salmón. Otras especies como la seriola y la lubina blanca se beneficiarán de esta Orden Ejecutiva (EO)”.

A medida que la industria se expanda, habrá oportunidades obvias para los productores de equipos de salmón, así como para los proveedores de alimento y otros”.

Dr. Daniel Benetti.

“Sin embargo, una EO no es una legislación, por lo que aún queda trabajo de campo por aclarar antes de que los permisos se aprueben por completo. El proyecto de ley bipartidista S.3138 - Ley AQUAA (Ley de Acuicultura 2020), se ha presentado recientemente para su aprobación al Congreso”, profundiza el Dr. Benetti.

Y, a partir de la semana pasada, describe, la operación Proyecto Velella recibió permisos de EPA/NEPA, lo cual es un gran avance. “Por lo tanto, el trabajo de prepermisos y el trabajo de P-EIS están avanzando, pero no será hasta el próximo año cuando se considere un área con temperaturas adecuadas para el salmón”, dice.

Producción

El especialista piensa que, “la capacidad de producción en alta mar de salmones está limitada por las temperaturas más cálidas en muchos lugares, y la falta de sitios protegidos. La adopción de prácticas de salmonicultura existentes sólo es factible en cuatro o cinco Estados”.

El Dr. Benetti asegura que aún no hay estimaciones de producción total investigadas de manera sólida para el ejercicio de la salmonicultura oceánica en EE.UU., pero estima que la capacidad final de una industria madura probablemente será menor que la que produce Canadá.

Se requerirá una automatización completa para operar estos centros de cultivo”. 

Dr. Daniel Benetti.

“El cultivo de salmón en mar ya se ha realizado tanto en Maine (Océano Atlántico) como en el estado de Washington (Océano Pacífico), aunque ninguna región ha experimentado un crecimiento significativo ni ha respaldado mucha producción en la actualidad”, explica.

“Aunque EE.UU. posee la EEZ (Zona Económica Exclusiva) más grande del mundo -alrededor de 4 millones de kilómetros cuadrados y 150 mil kilómetros de costa-, las oportunidades desde un punto de vista espacial son difíciles de evaluar. Además de restricciones impuestas por un proceso de obtención de permisos aún inexistente, la principal limitación es el conflicto con otros usuarios del océano (rutas de navegación, entre otros). Ese tema cambiará a medida que se mejore la legislación y los acuicultores obtengan más licencias sociales en áreas clave como el noroeste del Pacífico”, añade el investigador.

En tanto, respecto de la disponibilidad de proveedores para el desarrollo de proyectos acuícolas en EE.UU., el Dr. Benetti detalla que ya existen algunos proveedores para el desarrollo inicial: “Muchas empresas de equipos tienen oficinas en los EE.UU. como Aqualine e Innovasea, al igual que proveedores de alimentos como Skretting”.

El Dr. Benetti estima que recién el próximo año se considerarán áreas con temperaturas adecuadas para el cultivo salmón en el mar estadounidense. Imagen: Daniel Benetti.
El Dr. Benetti estima que recién el próximo año se considerarán áreas con temperaturas adecuadas para el cultivo salmón en el mar estadounidense. Imagen: Daniel Benetti.

Costa expuesta

En cuanto a los desafíos que podría experimentar el ejercicio de acuicultura oceánica en Estados Unidos, el especialista describe que el país tiene una costa mucho más expuesta en comparación con Chile, Noruega o Escocia, y usos oceánicos más competitivos en muchas áreas.

“La producción deberá realizarse más lejos de la costa de lo que ha tenido éxito en otros países de cultivo oceánico, y necesitará tecnología adecuada para esos entornos. Ya se están desarrollando soluciones con la jaula sumergible SeaStation, y algunas otras jaulas más robustas, pero se necesitará más desarrollo de automación para que estos sistemas funcionen sin problemas y reduzcan los costos”, detalla.

Presione aquí para inscribirse en “Taller Internacional de Acuicultura en Zonas de Alta Energía”.

Lea también: