Saltar al contenido principal

AKVA traerá a Chile innovador pontón para alimentar peces mediante el agua

Barcaza de alimentación mediante el agua para salmónidos. Foto: AKVA group.
Barcaza de alimentación mediante el agua para salmónidos. Foto: AKVA group.

Chile: El sistema Waterborne del grupo busca disminuir a menos de la mitad el consumo energético de la salmonicultura nacional, entregando alimento a los peces a distancias sobre los 600 metros.

A inicios de octubre de este año, la empresa noruega SinkabergHansen anunció que adquirió la barcaza de alimentación para peces AC 600 VR del Grupo AKVA, que contempla un sistema de distribución de alimento para salmones mediante el agua, con el fin de ser utilizado en Otervika, uno de sus centros de cultivo ubicado en zonas expuestas del norte del país escandinavo.

Sin embargo, esta innovación no quedará solamente en Noruega. En entrevista con Salmonexpert, el gerente general de AKVA group Chile, Christian Schafer, proporciona detalles sobre la próxima llegada al país del sistema de pontón para alimentar peces mediante el agua. 

¿Traerán sus pontones de alimentación de salmones mediante el agua a Chile?
Absolutamente, pues desde nuestro punto de vista, el sistema Waterborne claramente aportará a eficientar la operación en los centros de cultivo de salmón y contribuirá en el cuidado del medio ambiente. Los beneficios que proporciona la innovación cubren aspectos tales como disminución de emisiones, otorga más prestancias a las estrategias de alimentación que se estén desarrollando y ayuda a la reducción de consumo energético, lo que en consecuencia, genera una baja de los costos asociados a este ítem.

¿Qué plazos tienen para concretar lo anterior? ¿Ven interés de las salmonicultoras chilenas?
Hemos presentado esta tecnología en distintas conversaciones con nuestros clientes, todos ellos han mostrado un gran interés en las ventajas que ofrece el sistema Waterborne. Creemos que durante el 2022 deberíamos tener los primeros centros de cultivo de salmón operando en Chile con nuestra innovación.

Christian Schafer, gerente general de AKVA group Chile. Foto: AKVA group.
Christian Schafer, gerente general de AKVA group Chile. Foto: AKVA group.

¿Qué otros beneficios tiene este sistema de alimentación mediante el agua?
 El fundamento del sistema es que opera con agua como medio de transporte para el alimento, lo que hasta hoy se ha hecho de forma neumática. Esto lleva consigo que el requerimiento energético para realizar esto es mucho menor. Si consideramos que hoy un sistema de seis líneas tiene consumos de a lo menos 132 kW, con el sistema Waterborne, el sistema no superaría los 50kW. La disminución a nivel de costos es evidente.

Si esto lo vinculamos al sistema híbrido, la disminución de uso de generadores será parte del proceso de mejora y el beneficio se incrementa. En paralelo, el sistema Waterborne ofrecería al proceso de alimentación propiedades que hoy no disponemos en Chile, como por ejemplo, entrega de alimento a distancias sobre los 600 metros con tasas impensadas para el transporte neumático o alimentación submarina. Por último, veremos un menor desgaste a nivel de líneas de HDPH, su vida útil debería aumentar y disminuir la generación de microplásticos. Creemos que esta solución trae consigo un aporte a la disminución de emisiones y al cuidado del medio ambiente.

¿Cuáles son las características técnicas que tienen estos pontones de AKVA group?
Básicamente, estos pontones están dotados de bombas hidráulicas que generan el flujo de agua que permitirá el movimiento del alimento hacia la jaula. Para lograr esta característica, por un lado tenemos un sistema de alimentación súper versátil capaz de distribuir pellets desde cualquier silo hacia cualquier jaula, dosificado por un tornillo y una esclusa que se encarga de hacer el mix agua+pellet, y por otro lado, un sistema híbrido que opera de manera inteligente manteniendo y entregando eficientemente la energía que requiere el pontón.

Resultados

AKVA Group generó más ingresos en el tercer trimestre de este año que en el mismo período de 2019, pero fue un poco menos rentable.

La compañía noruega obtuvo unos ingresos de NOK 806 millones (US$87,8 millones) en el tercer trimestre de 2020, un aumento del 4% con respecto a los NOK 771 millones (US$83,9 millones) obtenidos en igual período de 2019.

Sin embargo, el EBITDA de la empresa (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) disminuyó de 115 millones de NOK (US$12,5 millones) en el tercer trimestre de 2019 a 105 millones de NOK (US$11,4 millones) en el mismo lapso de este año.

Lea también: