Skip to main content

Amebiasis branquial: menor duración, mismos resultados

Branquias de pez afectado por Neoparamoeba perurans.
Branquias de pez afectado por Neoparamoeba perurans.

Australia: Eso concluyeron un grupo de científicos al evaluar distintos tiempos de exposición al agua dulce como tratamiento para la AGD.

La Enfermedad Amebiana de las Branquias (también denominada Amebiasis Branquial, Amoebic Gill Disease o AGD por sus siglas en inglés) es causada por Neoparamoeba perurans en la fase de agua de mar.

El tratamiento más utilizado son los baños de agua dulce; sin embargo, estos presentan la desventada de que algunas amebas pueden sobrevivir en las branquias causando nuevos brotes de la enfermedad, lo que posteriormente, seleccionaría a las amebas más tolerantes al agua dulce.

No obstante, estudios recientes sugieren que exposiciones más cortas y subletales al agua dulce también pueden afectar las poblaciones de N. perurans y convertirse en un tratamiento efectivo.

Para probar esta teoría, científicos del Laboratorio de Acuicultura Sustentable - Templado y Tropical, Universidad de Tasmania, ambos en Australia, y el Instituto de investigación marina en Noruega, realizaron dos experimentos -in vivo e in vitro- para: i) analizar la sobrevida de la ameba a diferentes tiempos de exposición al agua dulce en placas de Petri y ii) determinar si la repetición diaria de diferentes duraciones de exposición al agua dulce en dosis subletales alteraba las poblaciones de N. perurans en las branquias del salmón Atlántico afectado por AGD.

Resultados

Las exposiciones reiteradas de 30 min al agua dulce, que son subletales para la ameba, reducen consistentemente su presencia en salmón Atlántico afectado por AGD, esto comparable a niveles de exposiciones letales repetidas de 120 min de agua dulce; duración utilizada contra AGD por la industria salmonera

William y col., 2018

En condiciones in vitro, las amebas fijas al substrato en placas de Petri, se despegaron después de un tiempo ≥ 2 minutos en agua dulce, pero la supervivencia no se vio afectada hasta los 60 minutos de exposición.

Por otro lado, los salmones Atlántico afectados por AGD y sometidos diariamente a tratamientos de agua dulce por 30 min (dosis subletal para la ameba) y 120 min (dosis letal para la ameba) durante 6 días, redujeron consistentemente el número de células de N. perurans en las branquias.

“Las exposiciones reiteradas de 30 min al agua dulce, que son subletales para la ameba, reducen consistentemente su presencia en salmón Atlántico afectado por AGD, esto comparable a niveles de exposiciones letales repetidas de 120 min de agua dulce; duración utilizada contra AGD por la industria salmonera” expusieron los autores.

Sin embargo, recomendaron que las consecuencias de modificar la intensidad de los regímenes de tratamiento de agua dulce en la evolución de la tolerancia al agua dulce en las poblaciones de N. perurans requieren una cuidadosa consideración.

Revise el abstract del estudio titulado “Repeated sublethal freshwater exposures reduce the amoebic gill disease parasite, Neoparamoeba perurans, on Atlantic salmon” aquí.