Saltar al contenido principal

AquaChile hace llamado a resolver sobrerregulación e incerteza jurídica

Álvaro Varela, fiscal de AquaChile, exponiendo en el Senado.
Álvaro Varela, fiscal de AquaChile, exponiendo en el Senado.

Chile: El fiscal de la salmonicultora, Álvaro Varela, afirmó que existe “asimetría regulatoria” entre las regiones productivas, lo que debe cambiarse “para evitar descontrol futuro de la actividad”.

Ayer, la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado se reunió para analizar la situación actual de la industria salmonicultora nacional, cita en la que además de parlamentarios, participaron representantes de empresas, gremios y distintas autoridades. 

Uno de los expositores fue Álvaro Varela, fiscal del grupo AquaChile, quien manifestó que “el país requiere una legislación moderna, flexible, sustentable, prudente y competitiva, que coloque los incentivos a la competencia para mejoras ambientales, sociales y productivas”. 

En ese sentido, el ejecutivo dio a conocer los temas que considera pendientes de resolver, de cara a la industria chilena del salmón. Entre ellos, se encuentran la pérdida de competitividad “que afecta drásticamente la posibilidad de desarrollo de la actividad”, además de “la sobrerregulación que debe ser revisada” y la “incerteza jurídica”.

Igualmente, Varela indicó que, en cuanto a control de parásitos del salmón, “hemos tenido una dura tarea, parte de ella se relaciona con la participación de las autoridades, donde es necesario que se permitan mejoras en términos de medicamentos para tratar estas enfermedades”.

Luego, el fiscal de AquaChile apuntó que todavía se mantiene la importación de ovas de salmónidos, “lo que es uno de los factores de riesgo de la industria, llamamos a revisar este tema”. En tanto, a su juicio, existe asimetría regulatoria entre regiones productivas, lo que es importante cambiar “para evitar descontrol futuro en la actividad”. 

Para el ejecutivo, actualmente el control de producción ante la salmonicultura no está alineado con los beneficios ambientales, sino que centrado en lo sanitario, mientras que en servicios de buceo “la situación es crítica, hemos intentado hacer cosas más allá de la normativa, pero se necesita una mejora regulatoria relevante”. 

De esta manera, Varela llamó a instalar mesas de trabajo público-privado para pensar en la industria salmonicultora del futuro, en temas clave como mejor posicionamiento de concesiones y de qué forma desarrollar centros de cultivo que sean “verdes”, para una operación sustentable, donde la relocalización “no ha sido factible de implementar”.

Respecto al proyecto de ley que busca congelar la entrega de concesiones acuícolas hasta el año 2030, el representante de AquaChile advirtió, tras ser consultado por los senadores, que el período de tiempo de moratoria es muy extenso, y que primero se tiene que evaluar qué se pretende con ello, además de tomar medidas frente al sistema productivo en operación, como densidades.

Lea también: