Skip to main content

Atlantis: últimas pruebas antes del ingreso de peces

Parte del equipo en una de las pruebas del concepto de innovación “Atlantis”. Foto: Atlantis Subsea Farming.
Parte del equipo en una de las pruebas del concepto de innovación “Atlantis”. Foto: Atlantis Subsea Farming.

Noruega: El concepto sumergible de la empresa Atlantis Subsea Farming comenzó bien, y ahora se realizan las últimas pruebas antes de que ingresen peces a fines de febrero.

Trude Olafsen, gerente general de Atlantis Subsea Farming, comentó al sitio hermano de Salmonexpert, Kyst.no, que ahora se están preparando para definir la ubicación dónde se pondrá en funcionamiento la jaula sumergible.

“Estamos en el proceso de instalar todo nuestro equipo en el centro de cultivo de la empresa SinkabergHansen, donde tendremos a Atlantis por primera vez. Las próximas semanas consistirán en las últimas pruebas con, entre otras cosas, la cúpula de aire, para verificar que sea estable y contenga suficiente aire para los peces”, señaló Olafsen.

“Si todas las pruebas resultan según lo esperado, colocaremos los primeros peces en febrero/marzo”, agregó la ejecutiva.

Los salmones que se sembrarán en febrero próximo son actualmente de 2,4 kilos, que es algo más grande de lo que Olafsen y su equipo habían previsto.

“Hemos realizado algunas modificaciones y ajustes en el domo de aire para hacerlo más estable. También debemos asegurarnos de que haya suficiente aire para los peces cuando lo necesiten. Esto ha retrasado un poco el traslado y ha hecho que los peces crezcan más de lo planeado”.

Esquema del concepto Atlantis. Foto: Atlantis Subsea Farming.
Esquema del concepto Atlantis. Foto: Atlantis Subsea Farming.

“A través de estudios sabemos que puede ser un poco difícil poner peces tan grandes en una jaula con una cúpula de aire. Son peces que se sienten un poco incómodos con esta forma de obtener aire. Por lo tanto, todo esto debe tenerse en cuenta antes de la siembra”, aseguró la gerente del proyecto.

Alimentación y bienestar animal

Con respecto a los retrasos, Olafsen indicó que “lo más importante para nosotros ahora es que todos los sistemas y la tecnología funcionen antes de que se introduzcan los peces. Seguiremos de cerca el funcionamiento del domo de aire, y podremos medirlo observando la velocidad de natación de los peces, entre otras cosas”.

“La rapidez con que nadan los peces es un indicador de si están utilizando la cúpula o no, es decir ir, si aumentan su velocidad de natación, se puede deber a problemas para llenar la vejiga natatoria. Por lo tanto, es importante para nosotros averiguar si tienen la velocidad correcta para poder nadar”, explicó la ejecutiva.

Trude Olafsen, gerente general de Atlantis Subsea Farming. Foto: AKVA group.
Trude Olafsen, gerente general de Atlantis Subsea Farming. Foto: AKVA group.

El hecho de que pueda comer el alimento y que se cuide el bienestar animal, también es un elemento importante que Olafsen asegura “seguirán de cerca”.

“Además, es importante ganar experiencia en la parte técnica. Esta es una fase extremadamente emocionante para nosotros, por lo que usamos muchos recursos ahora para hacer que esto de la mejor manera posible”.

Por último, la gerente general de Atlantis Subsea Farming apuntó que es importante para ellos tener confianza en lo que ponen en el mar.

"Es importante tener control sobre lo que hacemos y queremos que sea seguro para los peces, la construcción y los empleados", concluyó. 

Sobre el proyecto:

  • AKVA group y sus socios, Egersund Net y SinkabergHansen, solicitaron seis permisos para Atlantis Subsea Farming: una jaula sumergible para el cultivo de salmón, y en marzo del año pasado, se le otorgó un permiso de desarrollo para probar la tecnología Atlantis a gran escala con peces.
  • El proyecto ha llevado a cabo dos rondas de pruebas de modelos en el Flumetank de SINTEF Ocean en Dinamarca, que según Olafsen le ha dado a la compañía un conocimiento muy valioso sobre cómo se comporta la construcción en general en diferentes condiciones ambientales. En los últimos meses, también han estado probando partes de las soluciones tecnológicas en un centro de cultivo sin peces que está cerca de Rørvik en Nord-Trøndelag.