Saltar al contenido principal

“Aumento de 50 m³ en habitabilidad de naves menores acuícolas no es suficiente”

Nave menor con problemas de flotabilidad y habitabilidad. Foto: Arasemar.
Nave menor con problemas de flotabilidad y habitabilidad. Foto: Arasemar.

Chile: Desde Arasemar afirmaron que al sustituirse el parámetro “50 TRG” por “50 AB”, la reducción del tamaño de las embarcaciones por el nuevo cálculo del arqueo quita confort y seguridad.

El Ejecutivo presentó con tramitación de suma urgencia al Congreso un proyecto de ley, firmado por el Presidente Sebastián Piñera, para perfeccionar la normativa relativa a espacios de habitabilidad de las embarcaciones pesqueras artesanales y naves menores prestadoras de servicios a la acuicultura, ampliando la protección integral a estas últimas.

Así las cosas, el proyecto de ley dice que “se excluirán del volumen total de Arqueo Bruto aquellos espacios cerrados destinados única y exclusivamente a la habitabilidad y bienestar de la dotación, que se encuentren en la cubierta superior o inferior, no excediendo un máximo de 50 metros cúbicos y que den garantías de seguridad y navegabilidad”.

Frente a esta iniciativa presentada por el Gobierno, Arasemar realizó una exposición en la Congreso, advirtiendo que un aumento de 50 m³ en la habitabilidad “no es suficiente para las necesidades del personal a bordo de una nave de apoyo a la acuicultura chilena”.

“Coincidimos en el diagnóstico de la ONG Integración Marítima, que evidenció la insuficiencia de aumentar en 50 m3 el tamaño de las naves menores, porque el problema de fondo es de seguridad y habitabilidad y eso es lo que hay que resolver: ajustar el factor K1 (que es uno de los factores para la calificación AB) del reglamento. No se necesita una ley para ello”, afirmaron desde Arasemar.

Los armadores nacionales estiman imprescindible, además, corregir la circular O-71/010, en la parte específica que fija la igualdad entre Toneladas de Registro Grueso (TRG) y Arqueo Bruto (AB), las cuales son las medidas técnicas que clasifican una nave en menor o mayor. 

“Del 2007 en adelante, Arasemar hace presente la situación a la Autoridad Marítima, considerando ya entonces que, al sustituirse el parámetro “50 TRG” por “50 AB”, la reducción del tamaño de las naves por el nuevo cálculo del arqueo quita confort, seguridad y desincentiva la construcción. En la práctica, el tamaño de las naves se reduce hasta en 60%. En resumen, la circular se sobrepuso al reglamento y a la ley de navegación”, expresaron ante el Congreso representantes del gremio.

Desde la Asociación Regional de Armadores y Servicios Marítimos recalcaron que, con todos estos cambios indicados, “podremos mejorar la calidad de vida a bordo, la seguridad de nuestra gente en el mar, los espacios para trabajar. Además, la economía en la zona sur austral se beneficiará de manera importante, al reactivarse la demanda en los astilleros”.

Lea también: