Saltar al contenido principal

Bacteriófagos serían una buena herramienta en sistemas de recirculación

Bacteriófagos unidos a una pared celular bacteriana. Imagen: Dr. Graham Beards.
Bacteriófagos unidos a una pared celular bacteriana. Imagen: Dr. Graham Beards.

Finlandia: Así lo estipulan científicos de Finlandia luego de descubrir que estos virus sobreviven hasta 21 días en instalaciones RAS y que significarían una solución de largo plazo contra enfermedades bacterianas.

En teoría, los sistemas de recirculación podrían ser un entorno ideal para los bacteriófagos, virus que sólo infectan bacterias, ya que el fago podría permanecer durante largos períodos de tiempo en el agua circulante atravesando filtros y otras barreras.

Este hecho podría significar una prolongación de la efectividad de la fagoterapia, sin causar problemas a las bacterias del biofiltro debido a su alta especificidad.

Sin embargo, la estabilidad de los bacteriófagos en pisciculturas de recirculación RAS, la distribución de los mismos en los estanques y cómo las diferentes unidades de tratamiento del agua afectan la supervivencia del fago no se ha estudiado, según explican los autores de un nuevo estudio publicado.

Los científicos finlandeses, evaluaron la supervivencia y propagación del fago “FCL-2” que infecta a la bacteria Flavobacterium columnare, en una piscicultura RAS de trucha arcoíris.

Para ello, prepararon una solución de fagos que incorporaron al agua de tres estanques, luego midieron sistemáticamente a través del tiempo la cantidad de fagos, en el mucus de los peces, en el sustrato fijo y móvil del biofiltro y en el desgasificador.

Como resultado obtuvieron que los bacteriófago persistieron en muestras de agua recolectadas de los estanques, mucus de los peces, sustrato fijo y móvil de los biofiltros por 21 días.

“Demostramos la persistencia del fago en un RAS durante tres semanas después de una sola aplicación. La concentración de los fagos fue más alta en el sustrato de los biofiltros, lo que indica que el biofilm podría ser un sustrato donde los fagos se enriquecen preferentemente”, señalaron los investigadores.

Además, la presencia de los fagos no alteró los parámetros de calidad de agua ni provocó mortalidades.

Con estos resultados los autores concluyeron que “el uso de fagoterapia en RAS puede ser eficaz ya que sólo una dosis de fagos es suficiente para la persistencia y la propagación por todo el sistema sin ser destruido por los procesos de tratamiento de agua”.

“Al enriquecer los estanques con el tipo correcto de fago, los acuicultores podrían lograr una protección a largo plazo contra enfermedades bacterianas, protegiendo su producción y al mismo tiempo, evitando los costos y riesgos del uso de antibióticos”, finalizaron.

Lea el artículo completo titulado “The Fate of Bacteriophages in Recirculating Aquaculture Systems (RAS)—Towards Developing Phage Therapy for RAS” aquí.

Lea también: