Saltar al contenido principal

Estudio: Ácidos grasos en la dieta del salmón cambian su metabolismo celular

La investigadora de Nofima, Marta Bou Mira, es la autora principal del estudio. Foto: Nofima.
La investigadora de Nofima, Marta Bou Mira, es la autora principal del estudio. Foto: Nofima.

Noruega: La investigación in vitro liderada por Nofima destaca el papel de los ácidos grasos como moduladores potenciales de la adiposidad del salmón Atlántico.

El alimento para salmón usa más ingredientes vegetales como la soya y menos ingredientes marinos que en el pasado. En el 2000, alrededor del 30% de la grasa en la alimentación del salmón provenía del mar, mientras que en 2016 esa cifra había caído al 10%.

Los investigadores de Nofima querían saber cómo influye el cambio en la dieta en el recambio de grasas, y si la fuente de grasa afectó la capacidad del pez para movilizar energía del almacenamiento de grasa cuando no tiene acceso a los alimentos. 

Marcador radiomarcado

Los científicos tomaron células de peces vivos y las colocaron en cultivos enriquecidos con varios ácidos grasos. Pudieron seguir la secreción de grasa en las células con un marcador radiomarcado.

Los ácidos grasos con los que se enriquecieron los cultivos celulares fueron: el ácido graso marino poliinsaturado EPA, del cual hay menos alimento que antes, un ácido graso vegetal típico (ácido oleico), del cual hay más en el alimento que antes y un ácido graso saturado (ácido de palma), del cual hay una parte tanto en el aceite de pescado como en el aceite vegetal.

Tejido adiposo

Un nuevo hallazgo del estudio es que el tejido adiposo del salmón responde al ayuno más o menos como reacciona el tejido adiposo en los humanos. La cantidad de ácido graso en las células afecta la cantidad de hormona leptina que secreta la célula. La leptina es una hormona que controla la sensación de saciedad.

Cuando el salmón durante la maduración necesita mover nutrientes del tejido adiposo a las células germinales, la grasa se transporta en forma de los llamados fosfolípidos, ésteres de colesterol y triglicéridos en el torrente sanguíneo. Anteriormente, se creía que se transportaba como ácidos grasos libres.

Un artículo de acceso abierto, “Deposición y movilización de lípidos en adipocitos de salmón Atlántico”, describe el estudio en su totalidad y se publica en el International Journal of Molecular Sciences .

Moduladores potenciales

En su conclusión, los autores dicen que, en general, el estudio in vitro destaca el papel de los ácidos grasos como moduladores potenciales de la adiposidad del salmón Atlántico y demuestra que los ácidos grasos únicos poseen diferentes capacidades de señalización metabólica en los adipocitos de salmón Atlántico.

"Se requieren más estudios para comprender completamente cómo los cambios en la composición lipídica de los adipocitos afectan la fisiología y la salud de los peces, particularmente en los momentos en que los peces dejan de comer, por ejemplo durante el desove y un brote de ciertas enfermedades", escriben.

"En estas situaciones, la capacidad de reclutar lípidos de los adipocitos sería esencial para el éxito de la reproducción y la recuperación de la salud después de la enfermedad", señalan en el estudio.

Lea también:
Lea también: