Saltar al contenido principal
La imagen muestra la ubicación de Aracena 19 al sur del estrecho de Magallanes. Foto: Visualizador de mapas Subpesca.
La imagen muestra la ubicación de Aracena 19 al sur del estrecho de Magallanes. Foto: Visualizador de mapas Subpesca.

Chile: Ante el Tribunal Ambiental, la compañía pretende desacreditar la fuerte sanción que le aplicó la SMA por infracciones en el centro Aracena 19. En la causa, una agrupación indígena aboga por caducar el permiso.

Se van a tomar un tiempo los jueces para resolver, porque los antecedentes que se expusieron en la audiencia fueron bastante complejos.

La empresa Nova Austral alegó ante el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia buscando anular una sanción que le aplicó en septiembre del año pasado la Superintendencia de Medio Ambiente y que la obliga a pagar una multa de 1941,2 unidades tributarias anuales, esto es al valor actual poco más de 1.322 millones de pesos.

Una causa en el tribunal que se complica un poco más con la presentación paralela de la agrupación indígena Kawéskar Atap que también pretende cambiar la decisión de la Superintendencia, pero con el objetivo de reemplazar la multa por la eliminación del permiso ambiental que posee la empresa para operar el centro involucrado en la región de Magallanes.

En los alegatos también participaron Greenpeace y la propia SMA que defendió su actuación. Tras esto, los jueces del Tribunal Ambiental analizarán el expediente antes de redactar una sentencia.

Multa por cinco infracciones

La materia que conoce el Tribunal Ambiental se refiere a un proceso sancionatorio que la superintendencia inició contra Nova Austral, luego de una fiscalización de Sernapesca, a fines de 2017, en el centro de engorda de salmones Aracena 19 que se ubica en el Parque Nacional Alberto de Agostini, al sur del estrecho de Magallanes.

Diferencia en monto de multas

En diciembre de 2020, la Corte de Apelaciones de Punta Arenas multó con 30 mil unidades tributarias mensuales a Nova Austral por el caso de ocultamiento de información sobre mortalidad en sus centros de cultivo, que en la arista penal tiene a varios de sus ex ejecutivos formalizados ante la justicia.

Esa multa por unos 170 millones de pesos al valor actual se describió en su momento como la más alta que se podía aplicar a una empresa infractora. Pero la cantidad está muy por debajo de la sanción que impuso la SMA y que ahora se discute en el Tribunal Ambiental.

¿Cómo se explica esto? Se debe a que la Corte de Apelaciones cursó efectivamente la mayor infracción contemplada en la Ley de Pesca y Acuicultura, mientras que la Superintendencia actuó de acuerdo a sus propias normas administrativas que abren espacio a sanciones pecuniarias más severas ante infracciones medioambientales.

En este caso detectaron cinco infracciones: fallas en el manejo de mortalidades de peces con volúmenes que se habrían vertido al mar; inadecuado manejo de residuos sólidos; una abertura en la plataforma de ensilaje con riesgo de escurrimiento al agua; no disponer de equipos necesarios para contingencias de floraciones algales nocivas y escape masivo de peces y, finalmente, el cargo más grave que fue ocultar información a la Superintendencia cuando Nova Austral indicó no tener la bitácora de control diario de mortalidad en el ciclo productivo 2016-2018.

Defensa de Nova Austral

En cuanto al manejo de mortalidad de peces, la SMA afirma que hay una diferencia de 21 mil kilos entre la biomasa extraída desde el centro de engorda y la que fue sometida a ensilaje, según datos de la propia empresa. Nova Austral, sin embargo, atribuye esto a errores de tipeo en sus informes y aproximaciones decimales efectuadas por el software que registra la mortalidad.

Sobre el hecho de no entregar las bitácoras de mortalidad diaria de peces que pidió la Superintendencia, la empresa explicó que se hizo una entrega parcial de esa información y que la que faltaba fue destruida accidentalmente.

Para la Superintendencia del Medio Ambiente, la no entrega de esas bitácoras es una negligencia extrema de la compañía salmonicultora que equivale a dolo eventual, que consideran intencional.

Lea también: