Saltar al contenido principal

Contraloría: “Sernapesca presenta deficiente fiscalización acuícola”

Foto referencial de centro de cultivo.
Foto referencial de centro de cultivo.

Chile: El Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, informó que el Servicio Nacional de Pesca no ha ejercido la correcta vigilancia y fiscalización de la operación de las concesiones acuícolas. Por esta razón, contraloría solicitó sumarios a la institución.

El máximo organismo fiscalizador verificó que el Sernapesca no dispone de un procedimiento formal para abordar los incumplimientos de los titulares de concesiones acuícolas, respecto de lo previsto en el artículo 69 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, sobre la localización de las actividades de cultivo.

Las faltas a las que hace mención el informe de la Contraloría señalan que el organismo público no ha ejercido la correcta vigilancia y fiscalización de la operación de las concesiones acuícolas.

“Esta presentación que nos ha hecho Contraloría la vamos a cumplir evidentemente. En nuestro rol de institución pública, vamos a llevar adelante cada una de las observaciones planteadas y ya estamos avanzando en muchas de ellas. Esta labor de fiscalización la estamos ejerciendo en los centros de cultivo desde hace bastante tiempo, al menos desde la gestión que a mí me corresponde dirigir, pero tenemos una diferencia en el ámbito técnico con respecto a los criterios que la Contraloría ha considerado como válidos”, señaló el director nacional del Sernapesca, José Miguel Burgos.

El informe de la Contraloría consigna que pese a haber centros operando fuera del área concedida y autorizada por resolución y estar en conocimiento de tales incumplimientos, no los ha denunciado a las autoridades competentes para la adopción de las decisiones que corresponden.

El reporte de la auditoría, puntualiza que el “servicio deberá instruir un proceso sumarial para establecer eventuales responsabilidades administrativas, remitiendo la resolución exenta que inicie dicho proceso y designe al fiscal, a este organismo de control, en el plazo de 15 días hábiles, contados desde la recepción del presente informe”.

Lea la nota completa en Biobío